La Leishmaniasis prolifera en la región y el collar Seresto garantiza su prevención en perros y gatos

La Leishmaniasis prolifera en la región y el collar Seresto garantiza su prevención en perros y gatos

 

La noche del jueves, en el Consejo de Veterinarios de la Provincia, se realizó una charla sobre la Leishmaniasis, con el objetivo de fortalecer redes de acción conjunta contra la afección. Vinieron desde Brasil expertos en la temática, de entre los cuales se destacó Ingrid Menz, doctora en Virología. Los eruditos de la temática coincidieron en que el collar Seresto es el recomendado para la prevención de contagio.

 

La Leishmaniasis es una enfermedad infecciosa que afecta perros, gatos y animales salvajes; causada por un protozoario. La misma es transmitida por un vector denominado flebótomo – similar a un mosquito – que prolifera en la hojarasca, en frutas en descomposición y en gallineros, entre otros lugares. Si no es tratada deriva en la muerte del animal y por ello es fundamental, además del tratamiento, su prevención. El collar Seresto garantiza ésto hasta por un periodo de ocho meses.

 

Hasta hace algunos años, las autoridades encargadas del área de Salud Pública, insistían con el sacrificio de las mascotas que padecieran la enfermedad ya que la misma no tiene cura. Sin embargo, con el correr de los años, diversos avances científicos veterinarios posibilitaron que los animales enfermos pudieran recibir un tratamiento que les permita llevar una vida plena y saludable. Según cuenta la doctora Ingrid Menz, en Brasil desde el 2016 utilizan una droga para dicha terapia.

 

No obstante, en Argentina dicha droga aún no es comercializada y si bien existen “cócteles”, como menciona Menz, que permiten obtener los mismos resultados, la verdadera apuesta pasa por la prevención de la infección.

 

En Misiones la Leishmaniasis es endémica, es decir que ya se detectaron desde el 2015 los primeros casos autóctonos. Desde entonces, la población ha ido adquiriendo consciencia y conocimiento respecto a la afección lo cual ha posibilitado su prevención. Sin embargo, la persistente existencia canes y felinos callejeros o salvajes que no poseen ningún tipo de medida preventiva, fomentan a que la enfermedad popule en el ambiente y se mantenga como una amenaza latente y constante, según contó Octavio Estévez, veterinario de Posadas.

 

Es allí cuando el collar Seresto, desarrollado por Bayer, toma un rol preponderante ya que la sola portación de éste por la mascota, la protege contra la infección del parásito Leishmaniasis Braziliensis, durante ocho meses completos, según contó Medellin Helfenstein, representante de marketing de Bayer.

 

La Leishmaniasis es transmitida por el flebótomo, pero además también por el semen de los machos y la placenta de las hembras. Por ello las mascotas infectadas deben ser castradas inmediatamente y también deben portar el collar para evitar que otros animales e inclusive humanos, se contagien.

 

Seresto, es inoloro y amigable con el medio ambiente. Además es resistente al agua. Dentro de sus bondades, cabe destacar que su relación precio/prestación es de los más competitivos del mercado ya que no solamente repele mosquitos y flebótomos, sino que también funciona contra pulgas y garrapatas – vectores de otras enfermedades -.

 

Según contó la doctora Menz, hace 15 años se creía que la enfermedad era propia de los climas subtropicales y su presencia era advertida más al noreste brasileño. Pero la Doctora advierte que cada vez detectan casos endémicos de la afección en zonas más templadas, al sur de Brasil. Además, el cambio climático va propiciando que el flebótomo llegue a zonas en las que antes no existía.

 

La leishmaniasis se puede detectar con una serie de síntomas, como ser:

 

  • Lesiones e inflamación (Dermatítis)
  • Pérdida de pelo (Alopecia)
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Pérdida de peso corporal
  • Inflamación ocular (Conjuntivitis)

 



Quizás tambien le interese...