Estados Unidos: 46 años después resolvieron el asesinato de una joven

Estados Unidos: 46 años después resolvieron el asesinato de una joven

Pamela Milam, de 19 años, fue estrangulada en el estacionamiento del campus de la Universidad Estatal de Indiana. Gracias a una nueva tecnología de ADN, identificaron al agresor. La reacción de su familia.

Después de 46 años de incertidumbre, el asesinato de una joven de 19 años fue resuelto en los Estados Unidos. Durante todo este tiempo, los investigadores no habían podido identificar al agresor porque no había ningún testigo. Gracias a los avances de las pruebas de ADN y genealogía, pudieron cerrar el caso y llevarle tranquilidad a la familia de la víctima.

El jefe de la policía de la ciudad de Terre Haute, en Indiana, identificó a Jeffrey Lynn Hand como el asesino de Pamela Milam, que en ese entonces tenía 19 años.

Pamela fue vista por última vez el 15 de septiembre de 1972 en la ciudad de Terre Haute. La estudiante había ido a una fiesta en el campus de la Universidad Estatal de Indiana, pero nunca regresó a su casa. Su cuerpo fue hallado la noche siguiente en el baúl de su auto, que estaba estacionado en la zona. La autopsia determinó que la joven fue estrangulada con una cuerda, que estaba junto a sus restos. También tenía heridas en el rostro y la cabeza.

La investigación empezó a tener obstáculos desde el primer momento. “No teníamos testigos ni ninguna descripción del sospechoso”, explicó el jefe de la policía local en una conferencia de prensa.

La única persona que tenían en la mira era Robert Wayne Austin, un hombre que ya había sido acusado de haber agredido sexualmente a otras chicas dentro del campus. Pero nunca tuvieron evidencias contundentes que lo vincularan con el caso de Pamela.

Recién en 2017, el jefe de la policía de Terre Haute se enteró de la existencia del fenotipado de ADN, una nueva técnica que permitía predecir la apariencia de un sospechoso al analizar una muestra de material genético.

Fue así como se puso en contacto con la empresa Parabon NanoLabs, especializada en esta tecnología, y cruzó el perfil de ADN encontrado en la escena del crimen con una base de datos pública de genealogía genética. La búsqueda se redujo de 106 a personas a una: Jeffrey Lynn Hand.

Jeffrey Hand murió durante un tiroteo con policías en 1978, después de haber intentado secuestrar a una mujer.

A pesar del gran descubrimiento, ya era demasiado tarde. El hombre murió en un tiroteo con la policía en 1978, después de haber intentado secuestrar a una mujer en la vía pública. Para confirmar si efectivamente era el asesino, los investigadores cruzaron la muestra con el material genético de su esposa y sus hijos. El resultado dio 99% positivo.

“Pasaron 46 años, siete meses y 20 días. Muchos de nosotros, a medida que crecimos, pensamos que moriríamos antes de saber quién mató a Pamela”, expresó Charlene Sanford, una de sus hermanas. “Nos alegramos de saber que el asesino no estuvo viviendo una gran vida durante todo este tiempo”, agregó ante la prensa.

Según el expediente judicial, Jeffrey era un repartidor de 23 años que vivía en otra ciudad cuando mató a la joven estudiante. Para los investigadores, interceptó a la víctima en el estacionamiento tras haberla elegido al azar.

 

Fuente: TN

EB



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE