Fortalecer el contrato social e invertir en el capital humano serán acciones claves para el futuro del trabajo, según la OIT

Fortalecer el contrato social e invertir en el capital humano serán acciones claves para el futuro del trabajo, según la OIT

“El Informe de la Comisión Mundial llama a trabajar en un programa centrado en las personas, renovar el contrato social a partir de 10 propuestas concretas. Esto permitirá ubicar el trabajo en el centro de las políticas de desarrollo, proponiendo un plan centrado en las persona”, dijo ayer Fabio Bertranou, director Organización Internacional del Trabajo Cono Sur, en un encuentro realizado en Asunción, Paraguay. “Este informe global es una invitación a la acción, para en conjunto, construir un futuro del trabajo más prometedor en la región”, dijo el funcionario respecto.

 

Su discurso fue en el marco de la conmemoración del centenario de la OIT, en un acto realizado en la Asunción, que estuvo encabezado por el presidente de la República del Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el funcionario internacional presentó las principales recomendaciones del documento que contiene las principales recomendaciones del Informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT, y que fue elaborado por la conmemoración de los 100 años de la entidad defensora de los derechos de los trabajadores.

 


En la ocasión, Bertranou señaló que: “Este informe es una invitación a la acción, para en conjunto, construir un futuro del trabajo más prometedor”. A lo que agregó: “La Comisión Mundial llama a trabajar en un programa centrado en las personas, a partir de 10 propuestas concretas”, adelantó.

Tras la presentación del Informe, un panel compuesto por: la ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carla Bacigalupo; el ministro del Gabinete Social, Hugo Cáceres; el presidente del CONACYT, Luis Alberto Lima Morra; la rectora de la Universidad Nacional de Asunción, Zully Vera; el Viceministro de Tecnología, Miguel Martin; el Viceministro de Economía, Humberto Colman y el Viceministro de Educación, Robert Cano.

Los representantes del panel interinstitucional destacaron la relevancia del Informe de la OIT y señalaron el diálogo tripartito como una herramienta clave para hacer frente a los importantes cambios que se están produciendo en el mundo laboral, debido a los avances en la tecnología, la digitalización, la inteligencia artificial y la robótica, entre otros.

La Ministra del Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Paraguay, Carla Bacigalupo, destacó que el Gobierno está poniendo sus esfuerzos para trabajar aunadamente en este tema: “El futuro del empleo es una causa nacional. Debemos incorporar nuevas maneras de formación con el apoyo de todas las entidades relacionadas para que los jóvenes salgan de los colegios preparados para el trabajo”.

Durante el encuentro además el Ministerio de Trabajo presentó la “Estrategia Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente en el Paraguay”, que fue formulada con el apoyo de la OIT y cuyo objetivo es establecer una hoja de ruta y delinear acciones concretas y sostenibles para la lucha contra el trabajo infantil.

 

Un programa centrado en las personas

El informe de la OIT propone un programa centrado en las personas para el futuro del trabajo que fortalezca el contrato social, situando a las personas y el trabajo que realizan en el centro de las políticas económicas y sociales y de la práctica empresarial.

Este programa se asienta en tres ejes de actuación, que combinados entre sí generarían crecimiento, igualdad y sostenibilidad para las generaciones presentes y futuras. En forma de síntesis, los puntos centrales serían:

  1. Aumentar la inversión en las capacidades de las personas
  • El derecho a un aprendizaje a lo largo de la vida que permita a las personas adquirir competencias, perfeccionarlas y reciclarse profesionalmente.
  • Incrementar las inversiones en las instituciones, las políticas y las estrategias que presten apoyo a las personas a lo largo de las transiciones que entraña el futuro del trabajo.
  • Aplicar un programa transformador y mensurable para la igualdad de género.
  • Proporcionar protección social universal desde el nacimiento hasta la vejez.

 

  1. Aumentar la inversión en las instituciones del trabajo
  • Establecer una Garantía Laboral Universal.
  • Ampliar la soberanía sobre el tiempo.
  • Garantizar la representación colectiva de los trabajadores y los empleadores a través del diálogo social como bien público, promovido activamente a través de políticas públicas.
  • Encauzar y administrar la tecnología en favor del trabajo decente.

 

3.  Incrementar la inversión en trabajo decente y sostenible Recomendamos inversiones transformadoras en áreas clave en favor del trabajo decente y sostenible, de conformidad con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

  • Incentivos para promover inversiones en áreas clave en favor del trabajo decente y sostenible.
  • Remodelar las estructuras de incentivos empresariales en pro de estrategias de inversión a largo plazo, y explorar indicadores suplementarios de desarrollo humano y bienestar.

 

En resumen, desde la OIT recomiendan en el informe que “todas las instituciones multilaterales pertinentes consoliden su labor conjunta sobre la base de este programa. Recomendamos, en particular, el establecimiento de relaciones de colaboración más sistémicas y sustantivas entre la Organización Mundial del Comercio (OMC), las instituciones de Bretton Woods y la OIT. Las políticas en materia comercial, financiera, económica y social presentan vínculos estrechos, complejos y de capital importancia. El éxito del programa de crecimiento y desarrollo centrado en las personas que proponemos depende en gran medida de la cohesión que se consiga entre todas estas áreas de políticas”, indicaron.

La OIT está llamada a desempeñar un papel ejemplar en el apoyo a la ejecución de este programa, orientado por su mandato normativo basado en los derechos y con pleno respeto a su carácter tripartito.

 

Asimismo, el organismo puede convertirse en un órgano de referencia en el sistema internacional en lo que respecta al diálogo social, la orientación y el análisis de las estrategias de cada país en pro del futuro del trabajo, así como en el examen de cómo la aplicación de la tecnología puede incidir favorablemente en el diseño del trabajo y en el bienestar del trabajador.

“Consideramos que la Garantía Laboral Universal es una herramienta adecuada para responder a estos desafíos y recomendamos que la OIT preste una atención con urgencia a su aplicación. Entendemos el presente informe como el principio de un camino. Ya que la OIT agrupa a gobiernos, empleadores y trabajadores de todo el mundo, resulta un organismo idóneo para ser brújula y guía del camino que tenemos por delante”, concluyen en el documento.

 

 

 

EP / PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE