Arcano de Viernes Santo se presentó en Posadas: talento, calidad y una gran puesta en escena que se ganó la ovación de la gente

La obra dirigida por el reconocido coreógrafo Luis Marinoni se presentó este Viernes Santo en el atrio la Catedral de Posadas. Un colorido recorrido que mecha la cultura guaraní, la obra de los sacerdotes jesuitas y la pasión de Jesucristo, logró la ovación del público. Con más de 150 artistas en escena, profesionalismo indiscutido y una propuesta que deja en claro el talento de los hijos de la tierra colorada, la capital misionera fue testigo de un gran espectáculo.

 

Jesús en sus horas de angustia y dolor. Pidiéndole al Padre que pase rápido lo que estaba escrito, dos escenas con un Cristo doliente, sorprendieron al público entre luces y sombras, así comenzó el Arcano de Viernes Santo en la Plaza 9 de Julio.

 

Ya desde las 19 no cabía un alfiler. Es que la propuesta del Parque del Conocimiento con el apoyo de la Municipalidad de Posadas y la Catedral San José, es ya un clásico del Viernes Santo. El calor no fue impedimento para que puntualmente para la hora del inicio del espectáculo – las 20 – la plaza central de la Capital misionera estuviera colmada.

Lo que vino después fue un recorrido histórico que recreó las creencias de las comunidades guaraníes, la llegada de los hombres de la Compañía de Jesús, de la mano de San Ignacio de Loyola y la corona española. La conquista y el desembarco del cristianismo en la región, la conversión.

 

Les siguieron las avocaciones marianas, Nuestra Señora de la Asunción, las figuras de San Ignacio de Loyola, San Miguel y San Agustín.

Cada detalle del vestuario, maquillaje, coreografía, sonido e iluminación capturó la atención del público que por momentos interrumpía con aplausos el desempeño de los artistas.

 

La selva misionera una vez más estuvo presente junto a Nerina Bader y Karoso Zuetta. Pamela Ayala con el Ave María y Numi Silva, rezando en guaraní.

 

Entre las escenas que se sumaron a la obra este año, se destacó la de los dulces querubines y angelitos, tiernos niños jugando con amor y desenfado.

Bernardo Neuman mostró su talento no solo como pintor, sino también como actor representando un personaje.

En dos horas y poco más, los artistas desplegaron todo su talento en la danza y la interpretación. Se lucieron la escenografía, las luces y el sonido. Nadie se movió del lugar y a más de uno, algunas escenas le provocaron tanta emoción que hubo rostros con lágrimas.

 

Luis Marinoni agradeció a todos y cada uno de los que hicieron posible una nueva edición del Arcano. A la Diócesis de Posadas, a la Municipalidad y a Claudia Gauto como responsable del Parque del Conocimiento.

 

Por su parte el Obispo de Posadas, Juan Rubén Martínez quien vio la obra junto a la feligresía, se mostró muy agradecido de que se puedan brindar este tipo de espectáculos en Semana Santa.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE