Alexa

Análisis semanal: En un contexto nacional aún complicado y azaroso los números de la economía marcarán la contienda electoral que se avecina

Un informe del Banco Mundial (BM), conocido esta semana, ubica a la Argentina entre los cuatro países con más recesión durante el 2018. El organismo internacional ubicó a la economía nacional como una de las más recesivas del mundo, con una baja del Producto Bruto Interno (PBI) del 2,8 por ciento el último año. Venezuela, Guinea Ecuatorial y Nicaragua ocupan los peores puestos y para este año, anticipa otra baja del 1,7 por ciento del PBI que vienen a ratificar las cifras de capacidad instalada ociosa que también se conoció esta semana.

Destaca el informe del organismo internacional que, “Argentina continuará contrayéndose en 2019 a medida que la profunda consolidación fiscal resulte en una pérdida de empleo y la reducción del consumo y la inversión”, producto de las medidas acordadas por el Gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“La experiencia de Argentina en 2018 es un claro recordatorio del riesgo que implican los cambios repentinos y generalizados en los sentimientos de los inversores”, sostiene el informe para señalar que “el endurecimiento de las condiciones financieras globales es una preocupación para los países como Argentina y Bolivia que tienen grandes déficits de cuenta corriente o dependencia de los volátiles flujos de capitales”.

También esta semana se dieron a conocer los números de la capacidad instalada. La utilización de la capacidad instalada de la industria se ubicó en noviembre en 63,3 por ciento, 5,9 puntos por debajo de igual mes del año pasado, según informó el INDEC. Es la mayor caída interanual del 2018. El anterior registro había sido en junio, con un retroceso de 5,3 puntos porcentuales, hasta 61,8 por ciento. La medición, por carácter opuesto, refleja la capacidad ociosa de las empresas, casi un 40 por ciento, ante un menor nivel de producción derivado de una contracción del mercado interno.

A las manifestaciones de ciudadanos en las calles por el incremento de tarifas que en algunos casos resultan impagables, sobre todo en el cordón del conurbano bonaerense y Capital, se sumó la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) con un comunicado en el que llama la atención al Gobierno por las altas tasas de interés y los costos financieros que afectan la operatoria de la Pymes.

«En los últimos 3 años los bancos ganaron más de 300.000 millones de pesos, mientras que cerraron miles de Pymes. Es por eso que desde CAME se pide una transferencia del sistema financiero al productivo a través de tasas diferenciales para las micro, pequeñas y medianas empresas, quita de comisiones por depósitos en efectivo y medidas que incentiven a las pequeñas y medianas empresas, que sostienen el 70% del empleo en el país», comienza el texto titulado “El sistema financiero a las pymes».

El costo financiero por préstamos personales, las comisiones por depósitos en efectivo que cobran los bancos a sus clientes, los descuentos de cheques, además del costo financiero y plazos del Programa Ahora 12 son algunos de los puntos que reclama CAME en su comunicado.

 

Igual a Venezuela

“El proceso de recomposición del precio de los servicios públicos, puesto en marcha desde 2016, fue el más abrupto de la historia argentina, por su magnitud y velocidad de ejecución”, señala un informe de la Universidad de Avelleneda (Undav), publicado el lunes 7 de enero, que destaca que  las subas de las tarifas llegarán a acumular más de 3.500 por ciento desde que el presidente Mauricio Macri asumió el poder.

Del informe se desprende que nuestro país verificó, desde inicios de 2016, incrementos cumulados promedio del 3.624 por ciento en energía eléctrica, del 2.401 por ciento en gas natural y de 1.025 por ciento en agua potable de red.

En materia de transporte, por su parte, se registran aumentos del 1.118 por ciento en peajes, 601 por ciento en el boleto del tren, 494 por ciento en colectivos de corta distancia y un 322 por ciento en subtes, para el acumulado trianual.

Agrega también cuadros comparativos con otros países latinoamericanos y las relaciones de las tarifas de servicios públicos con los ingresos promedio del salario mínimo y la incidencia del costo de los servicios en la economía familiar, destacando que la variación en puntos porcentuales de 2015 a enero 2019 es de 19,5 por ciento, similar a Venezuela.

Más allá de las vicisitudes de quienes deben afrontar mes a mes los costos de vivir en Argentina, el dólar y el índice de Riesgo País continuaron en baja, para tranquilizar de alguna manera a quienes manejan los números de la macroeconomía, aunque el dólar sigue rozando el piso de la banda de flotación recomendada por el Fondo Monetario Internacional, lo que obligó al Banco Central a salir al mercado a comprar dólares el jueves y viernes, para evitar que siga bajando.

Con un dólar en baja, se suponía que también debería bajar la tasa de interés de referencia, pero si bien en Banco Central hizo una corrección a la baja, no es lo que esperan los empresarios para poder financiarse ya que continúa cerca del 60 por ciento.

 

Evaluando posibilidades

Mientras tanto, en Villa La Angostura, el presidente Mauricio Macri prepara su estrategia electoral. El viernes se reunió con los gobernadores radicales de Jujuy, Gerardo Morales, de Mendoza, Alfredo Cornejo y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, para evaluar la fecha de las elecciones y la conveniencia o no de desdoblarlas de las presidenciales.

También el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, está en plena tarea electoral, al punto que se trasladó hasta la residencia de la díscola diputada Elisa Carrió en un intento por limar asperezas para evitar exabruptos de los que suele lanzar la líder de la Coalición Cívica, como sus dardos dirigidos en su momento al ministro de Justicia Germán Garavano a los miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Según dicen la visita de Peña obedece a que Carrió y Macri no hablan desde hace ya varios meses.

A estas reuniones debe sumarse la infatigable tarea de la ministra de Seguridad, Patricia , Bullrich en instalar, tratando de tapar los horribles número de la economía de Cambiemos, el debate sobre seguridad con el proyecto de bajar la edad de imputabilidad para menores que delinquen, la expulsión de extranjeros detenidos por hecho ilícitos y el ya casi olvidado Protocolo de Seguridad que permite a las fuerzas de seguridad, dependientes de su ministerio, a disparar sin dar la voz de alto.

Es que la mayoría de las provincias ya adelantaron que convocarán a las elecciones para autoridades provinciales separadas de las nacionales, tanto los gobernadores que están en la vereda de enfrente de Cambiemos como aquellos que integran la coalición de Gobierno evalúan, cada uno con sus circunstancias, la no conveniencia de mezclarse con las nacionales que se presagian peleadas.

Así al menos evalúan desde la oposición con un discurso de unidad que no llega a plasmarse en los hechos, ya sea por rechazos personales o portación de egos que no admiten renunciamientos, aún en pos de un intento de desplazar a Cambiemos que va decidido y con toda la artillería por un segundo mandato de Macri.

El que luego de oficializar sus intenciones de pelear por la presidencia ya salió con toda la parafernalia es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey que ya inundó la costa bonaerense con carteles de campaña, zona que indudablemente recorrerá en los próximos días, así como Daniel Scioli, quién también lanzará su candidatura este fin de semana en Mar del Plata.

 

Con números ordenados se puede

En el plano provincial hubo noticias que aseguran que el rumbo que lleva adelante el Gobierno provincial ratifica su política de cercanía con la gente, acompañando con acciones concretas y amortizando los impactos negativos de los números de la economía nacional en lo que resta del año, más allá de las incertidumbres de la macro economía y del escenario electoral que ya está instalado.

Es que al conseguir que se compense con energía parte de las regalías de Yacyretá la provincia encontró un paliativo para reducir los nuevos aumentos en el precio de la energía que comenzarán a regir este año, como bien lo destaca el informe de la Universidad de Avellaneda, aunque Misiones tiene una de las tarifas más bajas de luz gracias a los aportes que hace el Gobierno provincial con fondos propios. Pero, como ya lo anunció, el Gobierno nacional volverá a incrementar el precio de la energía mayorista, mientras que el misionero usará las regalías para absorber esos nuevos incrementos.

Asimismo, el sector agrario y productivo será este año uno de los destinatarios de la ayuda y atención por parte del Gobierno de Hugo Passalacqua. Los pequeños productores, tabacaleros, emprendedores, yerbateros y otros serán beneficiarios de un plan de asistencia que el Estado provincial está instrumentando y anunciará las próximas semanas, considerando apuntalar los precios y asistir con equipamiento que mejore la producción y la competitividad de sus productos.

Como ya se destacara muchas veces, pero nunca está demás reiterarlo, sin endeudarse y aferrado a una gestión austera, responsable y ordenada desde el Gobierno provincial se pudo en una indudable estrategia política y de rápidos reflejos, salir a cuidar el bolsillo de los misioneros.

Además de pagar el sueldo y aguinaldo en tiempo y forma, como solo tres provincias más lo pueden hacer, uso fondos de recaudación propia para pagar bonos, el subsidio interzafra a los tareferos y absorber una parte de los subsidios que eliminó la Nación a los servicios de energía y transporte de pasajeros, logrando con esta medida que los aumentos se reduzcan un 50 por ciento.

Si Misiones no tuviera fondos para absorber la abrupta quita de subsidios, las tarifas de luz y el boleto del colectivo urbano se hubieran incrementado en un cien por ciento o más. A esto se suma el 23 por ciento de aumento salarial anunciado la semana pasada buscando recomponer rápidamente el salario estatal afectado por la indomable inflación.

No se puede dejar de resaltar, además, el relanzamiento del programa Ahora Misiones por otros 180 días, medida que fue muy bien recibida por comerciantes y empresarios, tanto desde la Confederación Económica de Misiones (CEM) como de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), destacaron el anuncio del Gobernador que favorece, no solo al comercio sino también a quienes pueden adquirir bienes durables en hasta 12 cuotas y con un reintegro del 15 por ciento. Puntualizaron desde la CEM que, aunque no están cerrados los números de diciembre, el año pasado se vendieron unos 800 millones de pesos a través del programa Ahora Misiones.

 

*Emilio Juri – Periodista MOL

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES