Desde el Banco Macro confían en que la economía Argentina volverá a mostrar signos positivos en 2019

Desde el Banco Macro confían en que la economía Argentina volverá a mostrar signos positivos en 2019

La gerente de Relaciones Institucionales del Banco Macro, Milagro Medrano, valoró que la clase política esté avanzando en un acuerdo para aprobar una ley de presupuesto y opinó que si eso se lograra, el año que viene se verán índices positivos en la economía, especialmente en materia de exportaciones. Consideró necesario un acuerdo político para reducir el gasto público y llegar al “déficit cero”. “Es un esfuerzo que tenemos que hacer entre todos”, dijo.

 

Para Medrano, el acuerdo con el FMI sirvió para ordenar los desajustes económicos que se expresaron a partir de este año. “El gradualismo nos ha llevado a que hoy tengamos que llevar adelante medidas que van a ser complicadas para muchos sectores”, advirtió. Consideró que el arribo a un acuerdo político que permita que el Congreso sancione un presupuesto para 2019 en un tiempo razonable y que además ese presupuesto cumpla con el fin de reducir el déficit fiscal primario, significará un avance para empezar a “acomodar la economía”.

 

“Creemos que si se aprueba (el Presupuesto), el año que viene hay índices que van a comenzar a ser positivos, por ejemplo todo el tema del sector exportador, que puede hacer entrar los dólares necesarios. Este año va a haber una gran cosecha de trigo que se liquidará a principios del año próximo. Si logramos que venga más turismo que el que se va, eso también va a ayudar a que se acomode la macro, aunque eso en la micro se verá mucho después”, analizó.

 

Para Medrano, la prioridad debe ser ir hacia un déficit cero. “No se puede vivir en un país que gasta más de lo que genera. Países como Grecia vivieron con crisis y hoy están con superávit”, señaló.

 

A la hora de analizar los efectos de la pronunciada devaluación que tuvo lugar este año, consideró que el costado favorable pasa por una mayor competitividad exportadora, pero advirtió que también tiene un costo social. “Sabemos que en algunos momentos, un dólar tan alto para el asalariado es difícil y ante tanta incertidumbre muchos se refugian en el dólar. Muchos hablan de un dólar a 35 como un valor de equilibrio. Pero el dólar es solo un factor, y nunca es suficiente con un solo factor, acá hablamos de superávit fiscal, comercial, de tener infraestructura”, enumeró.

 

Reconoció que el deterioro de la economía y la suba abrupta de las tasas de intereses dispuesta por el Banco Central, terminaron frenando la demanda de créditos, tanto hipotecarios y personales, como los destinados al sector Pyme. “Tenés gente que está demasiado endeudada y otros que ven las tasas de interés actuales y no le resultan convenientes”, resumió.

 

Perspectivas para 2019

 

Para la gerente de Relaciones Institucionales del Macro, la prioridad para que el año próximo mejore la situación de la economía es lograr un presupuesto que permita cumplir con las pautas comprometidas con el FMI. “Si empezamos a hacer esto deberíamos llegar a un déficit primario bajo o superávit, después nos va a quedar ir acomodando la economía porque el déficit fiscal lo vamos a seguir teniendo “esto significa seguir haciendo ajustes para no gastar más de lo que se ingrese”.

 

Advirtió que muchas de las medidas que está analizando el Gobierno nacional para reducir el déficit tienen más que ver con aumentar sus ingresos a través de una suba de la presión impositiva que con bajar el gasto. “Tenemos que avanzar en bajar el gasto. Tiene que haber un consenso político, social, gremial, porque va a ser un esfuerzo grande pero hay que hacerlo”, sentenció.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE