La Cámara de Comercio asegura que hay mucha incertidumbre y estiman que productos alimenticios aumentarían un 20%

La Cámara de Comercio asegura que hay mucha incertidumbre y estiman que productos alimenticios aumentarían un 20%

Carlos María Beigbeder, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), se refirió al panorama económico y aseguró que “hay mucha ansiedad e incertidumbre”. Dijo que muchas pymes podrían cerrar y aseguró que otras tantas comenzaron a hacer recortes. Por otra parte reveló que un gran número de proveedores no quieren vender y estimó que en lo que a alimentos respecta, las subas serían alrededor de un 20% y hasta un 25% en otros productos.

Carlos María Beigbeder. Radio Libertad.

El empresario y presidente de la Cámara de Comercio no ve un panorama alentador. En primer lugar analizó que el tema de las asimetrías con Paraguay. Sobre ello consideró que es un problema de “causa-efecto”, “la causa es la inflación y el efecto termina siendo el dólar a 40. Sube el dólar y los precios se readecuan y otra vez no se hace fácil competir”, señaló sobre la posibilidad de que vengan los paraguayos a comprar a Posadas.

En cuanto a la situación que viven los comercios en Posadas, contó en muchos rubros suspendieron la venta, lo cual genera incertidumbre. “Algunos no venden porque no saben a qué precios, y otros deciden aumentar ya hasta un 20 por ciento, por las dudas”, señaló.

En el mismo sentido indicó que el problema que tienen es que se compró mercaderías a un dólar de 30, y ahora deben reponer a un dólar de 40, esto inevitablemente generará inflación.

Contó además que se esperaba para fin de agosto un incremento de un 7 y un 10 por ciento, ahora sería entre un 15 y un 25 por ciento. “Lo que hoy iba a estar económico para los paraguayos, en 15 días no estará así”, expresó. Como ejemplo de productos que podrían aumentar un 25% citó los pañales. En este caso dijo que no tienen componentes importados, pero igual suben. En este caso sostuvo que “es una avivada argentina”.

En cuanto a las empresas que tienen componentes importados, sin dudas todo repercute directamente en los precios.

“El 99 por ciento de mis proveedores me dijeron que está suspendida la venta”, dijo el comerciante que tiene una distribuidora de productos alimenticios. Al respecto estimó que aumentarían un 20 por ciento seguro. Pero hasta el momento están dependiendo de los proveedores.

El empresario señaló también que en esta situación muchas pymes corren riesgos y ello conlleva pérdida de fuentes laborales. Asimismo afirmó que una vez que una pyme se cierra es muy difícil que vuelva a reponerse.

Indicó que muchas ya están usando diferentes herramientas, como reducir la cantidad de horas de los empleados, entre otras.

Avizora mucha incertidumbre y una pérdida de confianza en el Gobierno Nacional que genera ansiedad.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE