En el mayor santuario de Irlanda, Francisco rezó por las víctimas de abuso

En el mayor santuario de Irlanda, Francisco rezó por las víctimas de abuso

Les dijo a los miembros del clero de ese país que a los abusados “se les ha robado la inocencia y dejado una cicatriz de recuerdos dolorosos que constituyen una herida abierta”.

En el principal santuario de Irlanda, dedicado a la Virgen de Knock, el Papa Francisco rezó esta domingo por las víctimas de abusos cometidos por miembros del clero en Irlanda, a quienes dijo, “se les ha robado la inocencia y dejado una cicatriz de recuerdos dolorosos que constituyen una herida abierta”. Al tiempo que pidió la intercesión ante Dios de María a favor de la curación de todos los sobrevivientes y el compromiso de toda la Iglesia para que nunca más se repitan estas situaciones.

Fue en su segundo y último día de visita al país para presidir una nueva edición del Encuentro Mundial de las Familias, un mega evento que la Iglesia realiza cada tres años en una ciudad distinta con el fin de promover una institución que considera clave. Pero su paso por estas tierras estuvo signado por los casos de abuso sexual, ya que Irlanda fue uno de los países más afectados y porque un espeluznante informe reciente de la Justicia de Estados Unidos reactualizó el tema.

En medio de una fuerte lluvia, Francisco se trasladó en avión a primera hora hasta el santuario, ubicado a 170 km al oeste de Dublín. Miles de personas (aunque menos de las previstas) lo esperaban con vítores bajo un cielo encapotado y llovizna esporádica. Tras su arribo en medio de cánticos, vítores y el agitar de banderas irlandesas y papales, el Pontífice entró al santuario yse arrodilló delante de la imagen de la Virgen para rezar y meditar en silencio unos instantes.

Luego pronunció un mensaje en uno de cuyos tramos dijo: “Rezando delante de su imagen, le he encomendado de modo particular a todas las víctimas de abusos por parte de miembros de la Iglesia en Irlanda. Ninguno de nosotros puede dejar de conmoverse por las historias de los menores que han sufrido abusos, a quienes se les ha robado la inocencia y se les ha dejado una cicatriz de recuerdos dolorosos”.

“Esta herida abierta –agregó- nos desafía a que estemos firmes y decididos en la búsqueda de la verdad y de la justicia. Imploro el perdón del Señor por estos pecados, por el escándalo y la traición sentida por tantos en la familia de Dios. Pido a nuestra Madre Santísima que interceda por la curación de todos los sobrevivientes de abusos de cualquier tipo y que confirme a cada miembro de la familia cristiana con el propósito decidido de no permitir nunca más que estas situaciones vuelvan a repetirse”.

Como el santuario está cerca de Irlanda del Norte, fuente de un dilatado conflicto, Francisco le pidió a la Virgen “que sostenga a todos los miembros de la familia irlandesa para que perseveren, como hermanos y hermanas, en la tarea de la reconciliación”.

Finalmente regresó a Dublin donde esta tarde presidirá una misa en el parque Phoenix que se preveía multitudinaria, pero que estaba amenazada por una lluvia torrencial. Luego se reunirá con los obispos antes de regresar por la noche a Roma.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE