Estiman que el consumo seguirá en baja hasta el segundo trimestre de 2019

Estiman que el consumo seguirá en baja hasta el segundo trimestre de 2019

Los hogares de menor poder adquisitivo destinan 57% del ingreso a consumo masivo.

El Gobierno se ilusiona con que a fin de año se normalizarán los indicadores financieros y se podrá llegar a un esquema de tasas de interés “más normales”, de la mano de una baja de la inflación. Sin embargo, incluso dentro del mismo Ejecutivo, hay quienes advierten que llevará unos meses más para que esa mejora de la macroeconomía se traduzca a la calle, es decir, al consumo.

Y así también lo señala un informe privado que detalla que “recién en el segundo trimestre de 2019” se podrían ver indicadores positivos para el consumo masivo.

“Esto dependerá esencialmente de dos factores: que la economía vuelva a crecer –impulsada en un principio por el campo, si la cosecha es favorable– y que la inflación se desacelere y permita algo de recuperación en el salario real”, detalló un análisis de las consultoras Kantar WorldPanel y Ecolatina.

En marzo pasado, se proyectaba que el consumo mostraría un alza de 0,7% a fin de año. Pero ese pronóstico hoy pasó a ser de una caída del 1,2%. “La proyección del año se ve afectada principalmente por la caída del salario en términos reales –crecen debajo de la inflación–, y su fuerte impacto en la base de la pirámide”, remarcan los especialistas. Esto hizo que la Universidad Católica, que mide la pobreza de forma privada, anticipe que el indicador volverá a empeorar en su próximo informe, de 29% a 31%.

“En los últimos cinco años en Argentina, siempre que el salario perdió poder de compra, el consumo masivo se vio inmediatamente afectado”, señaló Federico Filipponi al analizar los resultados del primer y segundo trimestre del año, y los cambios en las expectativas macroeconómicas recientes.

“En un hogar de nivel bajo inferior –el nivel más bajo, 17% de los hogares argentinos– que destina el 57% de su ingreso a consumo masivo, si sus ingresos crecen debajo de la inflación, su único camino es consumir menos productos básicos”.

El economista Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina, agregó que “la proyección empeoró por el significativo deterioro del contexto macroeconómico: al salto cambiario y de las tasas de interés le siguió la aceleración de la inflación y el ingreso a una recesión que va a durar por lo menos hasta comienzos de 2019”.

Empleo. Para Ecolatina, “en términos de poder adquisitivo la reapertura de paritarias evita un escenario de fuerte caída del salario real en el sector privado formal, pero no en el sector público nacional”. También las perspectivas de creación de empleo son “magras –y empeoraron– y hay riesgo de pérdidas –aunque acotadas– de puestos de trabajo en algunas actividades”.

En el primer semestre el consumo masivo cerró con un crecimiento inferior al 1%.  Para el tercer y cuarto trimestre se proyectan caídas de 2,7% y 3,1% respectivamente. “El segundo semestre compara con el mejor momento de 2017, y esto hará mayor el impacto”, marcó Federico Filipponi, director comercial de Kantar.n

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE