Ministerio de Gobierno y Comunidad Israelita organizan acto del 24 aniversario atentado a la AMIA

Ministerio de Gobierno y Comunidad Israelita organizan acto del 24 aniversario atentado a la AMIA

 

El atentado se produjo el 18 de junio de 1994. Fallecieron 85 personas, y produjo más de 300 víctimas.

Con motivo de la conmemoración del 24 aniversario del Atentando a la Asociación Mutual Israelita Argentina (A.M.I.A) el miércoles 18 de julio a las 12:00 tendrá lugar un acto conmemorativo organizado en conjunto por la subcretaría de Culto del Ministerio de Gobierno y la Comunidad Israelita de Misiones.

El acto central se desarrollará en la Capital Federal frente a la sede de la mutual judía en Pasteur 633 y dará inicio a las 9:53, hora exacta en que tuvo lugar el atentado que dejó sin vida a 85 personas y más de 300 heridos.

La comunidad judía en particular y la comunidad toda en general hace casi un cuarto de siglo que vienen reclamando justicia.

En Misiones el lema del acto es: “En tiempos de impunidad, hacer memoria es exigir justicia”.

Asimismo, en forma particular se recordará la historia de Sebastian Bareiros el nene más chico que falleció en el atentando, cuando caminaba junto a su mamá Rosa por la calle Pasteur 633, a las 9:53 con destino al hospital de Clínicas ubicado sobre la avenida Córdoba y calle Pasteur. Hoy Sebastián, cuyo deseo era ser presidente para ayudar a los jubilados, tendría 29 años.

La vida de Sebastián se truncó cuando tan sólo tenía cinco años. A pedido de la Asociación Mutual Israelita Argentina los músicos Pedro Aznar y Piñón Fijo escribieron una canción en su memoria denominada “Ronda de la Paz” que se puede escuchar y ver por video a través de YouTube

 

 

El relato de Rosa…

En el mensaje, Rosa, la madre del niño, relata cómo fue la última mañana que compartió con Sebastián, que ese mismo día comenzaba las vacaciones de invierno.

“Bueno, ese día, lo desperté, lo levanté, le di la leche… Lo cambié, cambié a la hermanita, y salíamos para el lado del Hospital de Clínicas.

Cuando llego a la puerta, llegó mi mamá. Le dejé la nena y digo: Bueno, como era el primer día de vacaciones de invierno, bueno lo llevo, lo llevo a un Mc Donalds, a algún lugar, para que el primer día de vacaciones saliera.

Cuando llegamos a la estación le digo: “Sebi, vamos en colectivo. Llegamos a Chacharita y tomamos el colectivo”.

(Sebastián) “No, yo quiero ir en subte porque a mí me dijeron que los túneles son como los túneles de las Tortugas Ninjas”.

Así que fuimos en subte. Salimos del subte. Pregunté dónde quedaba el Hospital de Clínicas. Me dijeron: “Seguí por Pasteur derecho; te chocas con el Hospital de Clínicas”. Yo era la primera vez que iba, no sabía dónde quedaba.

En el camino íbamos jugando al “veo-veo” y sí recuerdo que (en) un negocio antes de AMIA, vendían ropa, y me paré a mirar algo que me había gustado. Miro hacia la calle, vi parado un patrullero vacío, solo. Lo agarro de la mano a Sebi, y empezamos a caminar hacia el Hospital de Clínicas.

No sé la cantidad de pasos, porque fueron pasos los que hice, y de pronto un ruido muy fuerte, un viento muy, muy fuerte nos levantó, y me arrancó al nene de las manos.

 

Cuando el viento me suelta, empecé a buscar a mi hijo porque no estaba al lado mío; no sabía para dónde había ido a parar. Me levanté, me acuerdo que estaba descalza, me acuerdo que pisaba cosas que me pinchaban, y yo no sabía qué era, tampoco me importaba, y cuando lo vi al nene lo quise levantar, y no lo podría levantar.

No podía levantarlo y empecé a gritar, empecé a gritar, empecé a gritar… Un hombre, un muchacho, entró a la cuadra y agarró al nene, y se lo llevó al hospital. Esa fue la última vez que vi a Sebastián.

Cada 18 de julio es otra bomba porque siguen pasando los años, y yo sigo igual que en el ’94”.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE