comScore

Josephine, la camerunesa que pasó 48 horas aferrada a un trozo de madera en el mar Mediterráneo

Josephine, la camerunesa que pasó 48 horas aferrada a un trozo de madera en el mar Mediterráneo

Flotaba junto a los cuerpos de una mujer y su hijos que según una ONG fueron abandonados por la Guardia Costera de Libia.

Ella pasó 48 horas en el mar. Era una de las 160 personas que intentaban llegar a Europa desde África en una embarcación que apareció despedazada a unas 80 millas de la costa de Libia. La mayoría fue rescatada por la Guardia Costera de Libia, que le brindó asistencia médica y sanitaria.

Pero se olvidaron de ella y de otras dos personas, una mujer y su pequeño bebé.

Este martes fueron avistados por la ONG Proactiva Open Arms. Los tres flotaban sobre un trozo de madera de la barcaza. Sólo Josephine estaba con vida. La mujer y su pequeño no habían podido sobrevivir a ese mar corrosivo, producto de la mezcla de combustible y sal.

«Cuando llegamos, encontramos a una de las mujeres todavía con vida, no pudimos hacer nada por recuperar a la otra mujer y el niño que al parecer murió pocas horas antes de encontrarlos ¿Cuánto tiempo tendremos que lidiar con asesinos alistados por el gobierno italiano para matar?», posteó en Twitter Oscar Camps, fundador de Proactiva Open Arms, que acusó a Libia de dejarlos abandonados en alta mar.

 

Ella se llama Josephine. Es de Camerún. Y no se sabe mucho más. Marc Gasol, la figura de la NBA que participó del rescate, contó al diario español El País que «estaba en shock y asustada». Había pasado las últimas horas aferrada de uno de sus brazos a un trozo de madera de no más de 50 centímetros de largo.

Había pasado las últimas horas junto a los cuerpos de esa mujer y su pequeño que hoy son la imagen del abandono.

Según relata Gasol, si el rescate de la ONG se hubiese demorado, Josephine tampoco estaría con vida. «Si llegamos a tardar quince o veinte minutos más Josephine estaría muerta».

La foto de Josephine recorre el mundo. Con los ojos desorbitados, exhausta, al borde de la muerte.

«Y como ella miles. Y como las dos personas muertas (mujer y niño) con las que ha compartido un pedazo de madera durante dos noches en medio del mar, cientos de miles más. Y así pasan los días. Y así seguirán pasando. Pero por favor, no te acostumbres a ello. ¡Lucha con nosotros!», tuiteó Oriol Canals, uno de los miembros de la ONG.

laura.barrios6@gmail.com-


Quizás tambien le interese...