Habrá una audiencia pública ambiental por la ampliación del proyecto ecoturístico de Iguazú Lodge en zona aledaña a las 600 Hectáreas

 

Convocan para el próximo martes 30 de enero a las 9, en la sede del Iguazú Turismo Ente Municipal (ITUREM), al proceso de audiencia pública para presentar a los interesados los estudios de impacto ambiental del Proyecto de Ampliación del Iguazú Jungle Lodge SRL, propiedad del empresario Alejandro Arrabal.

El emprendimiento se encuentra en el sector aledaño al predio conocido como de las “600 Hectáreas” o Reserva Iryapú (“sonido lejano del agua” en lengua guaraní), en el Lote 21E, en Puerto Iguazú. El área natural aledaña forma parte del ecosistema del Parque Nacional Iguazú, y el emprendimiento corresponde a uno de los complejos turísticos más reconocido a nivel internacional en el Destino Iguazú, siendo Iguazú Jungle una de las once empresas de la provincia que son ejemplo a nivel país por obtener la certificación en Turismo Sostenible por la organización Rainforest Alliance para América Latina.

La convocatoria de la audiencia pública abordará la ampliación del proyecto para su oferta turística hotelera de Iguazú Lodge, con nuevos módulos insertos sobre la costa del Río Iguazú, en el área mencionada. “La comunidad tiene que ser informada del proyecto, que si bien es una obra de bajo impacto, puede plantearse desde los social o ambiental alguna duda o requerimiento de quienes perciban que pueden verse afectados en forma directa o indirectamente con la iniciativa, ya que se instalará en una zona urbanizada desde el punto de vista turístico. Lo más positivo para todos es el diálogo y la participación ciudadana en todo el proceso para que estén informados de sus alcances”, explicó la consultora ambiental Anahí Fleck, integrante del equipo técnico del proyecto junto al antropólogo Lautaro Sosa y el periodista Federico Ullrich, con quienes lleva adelante las evaluaciones de los estudios ambientales y el Plan de Comunicación.

Convocatoria abierta

Para dar cumplimiento al requisito legal, desde la empresa convocan a la ciudadanía e invitaron además a todas las partes interesadas, a participar del proceso de audiencia pública que tendrá lugar en la sede del ITUREM, sobre Av. Victoria Aguirre 337.

Podrán participar desde inversores, empleados del hotel, vecinos, empresas de servicios (limpieza, gastronomía, etcétera) profesionales vinculados a la gestión ambiental o del paisaje, operadores turísticos y proveedores, todo público interesado en conocer los alcances y posibles impactos ambientales del emprendimiento ecoturístico en la zona aledaña a las 600 Hectáreas.

En tanto, las Comunidades Mbyá Guaraní que viven en el área, tienen con la empresa un diálogo cotidiano y sobre esta iniciativa mantienen además reuniones en particular. “También fueron invitados a participar de la audiencia”, precisó la profesional.

La participación no requiere de inscripción previa, como sucedió en otras convocatorias. Los asistentes podrán registrarse el mismo día que concurren a la audiencia.

“El objetivo es de poder presentar el proyecto a la comunidad y los resultados del estudio de impacto ambiental, para luego escuchar y registrar las dudas, consultas y sugerencias que los interesados puedan realizar, como un mecanismo abierto de participación ciudadana”, indicó la especialista ambiental.

“Para lograr el éxito de todo proyecto resulta clave involucrar a la sociedad afectada directa e indirectamente por los mismos”, señaló y remarcó que además estos mecanismos participativos están previstos por la Resolución N° 464 del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la Provincia, y tiene por objeto “garantizar la participación multidisciplinaria e interinstitucional en el análisis de los proyectos encuadrados en la Ley XVI -Nº 35, (antes Ley N° 3079)”.

Arbolado urbano

Además de la convocatoria pública a participar, desde el equipo del proyecto Iguazú Jungle realizarán una invitación “puerta a puerta” el lunes 29 de enero, para establecer un contacto directo con los vecinos del barrio adelantando la importancia de participar en el proceso de formación ambiental y social del ciudadano.

“La idea es continuar con un trabajo conjunto de educación ambiental con los vecinos, por ejemplo, completando el arbolado urbano del barrio que se encuentran torno al predio, aprendiendo de los servicios ambientales que prestan estos ejemplares. Por otro lado, recuperar de alguna manera la degradación del arroyo Ramón Ayala, ya este vierte sus aguas en el Río Iguazú y atraviesa una zona urbana y el lote del hotel. Por lo tanto, son propuestas para despertar la participación ambiental ciudadana en la que todos somos parte fundamental”, indicó Fleck.

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE