La Fiscalía sostuvo que Lovera y Aguirre mataron a Selene porque era un “estorbo” para ellos y pidió la perpetua para ambos

La Fiscalía sostuvo que Lovera y Aguirre mataron a Selene porque era un “estorbo” para ellos y pidió la perpetua para ambos

Juicio por el caso Selene, día final. Ayer llegó el momento de las conclusiones en el juicio oral y público por el asesinato a golpes de la nena discapacitada de dos años y cuatro meses ocurrido en Oberá el 29 de enero de 2015. La fiscal Estela Salguer pidió la prisión perpetua para los acusados Victoria Aguirre y Rolando Lovera, madre y ex padrastro de la víctima, respectivamente.

En un salón de usos múltiples de la Unidad Regional Dos colmado y con seguridad tanto de la Policía como del Servicio Penitenciario Provincial , la audiencia empezó pasadas las 10.

El Tribunal Penal, presidido por la camarista Mónica Azucena García De González e integrado además por sus colegas Jorge Erasmo Villalba y Graciela Ivonne Heppner, escuchó en primer término el alegato de la Fiscalía.

 

 

Selene fue llevada al Samic de Oberá la madrugada del 29 de enero de 2015. Cuando los médicos la revisaron, estaba sin vida. La habían golpeado de manera brutal en la cráneo. Su madre Victoria y Lovera, entonces concubino de esta, fueron detenidos ese día.

Salguero mencionó las múltiples hematomas y excoriaciones que la pequeña  presentaba en el cuerpo, asentados en la autopsia. “El forense dio cuenta de la magnitud de las lesiones y de la data de cada una de ellas. Mencionó que esto daba cuenta de que las agresiones hacia la niña iban in crecendo. Aseguró que las lesiones se las produjo otra persona y no fueron a causa de una caída”, indicó en el inicio de sus conclusiones.

“Tres golpes independientes con un elemento contuso fueron responsables del deceso. El hueso craneal de la nena estaba fracturado. El elemento contuso pudo haber sido un caño”, precisó.

“Con las heridas que sufrió, se podría decir que venía agonizando desde hacía varios días. Entre las piernas el forense detectó marcas de las uñas de una mano. Ella se manifestaba a través del llanto “, añadió Salguero.

La fiscal remarcó el hecho de que la pareja no quiso dejar internada a Selene el 27 de enero, dos días antes del crimen, pese a que la médica de guardia había detectado múltiples lesiones en el cuerpo de la chiquita.

Reseñó que hubo vecinos y familiares que vieron a Selene golpeada y que declararon ante la Justicia.

“Lovera y Aguirre sabían de estas lesiones, pero siempre las justificaban. Ninguno se hizo cargo del tema. Sabían la procedencia de los golpes y cuando tuvieron la posibilidad de internarla, no quisieron”, aseguró.

“No la supieron cuidar. Fueron los únicos que estuvieron con la niña en esas últimas semanas. Nadie más tuvo contacto con Selene”, apuntó.

Salguero rechazó la versión de Aguirre de que ella había sido prácticamente secuestrada por Lovera y que había sido víctima de violencia de género.

“Las cámaras de seguridad del lugar de trabajo de Lovera muestran que Aguirre se movía allí libremente. No estaba secuestrada. Tampoco es cierto que era encerrada en el auto en el que solía moverse la pareja. Ni siquiera es cierto que la encerraban en la casa que alquilaban. Era una casa sin rejas ni tenía ninguna otra medida de seguridad”, consideró.

Agregó que la joven incluso iba a comprar sola y que manipulaba sin restricciones el celular de Lovera y que en esa ocasión  pudo haber pedido auxilio, si realmente estaba secuestrada.

Para Salguero, Selene no era la excelente madre como la quisieron pintar. Mencionó que pese al apoyo de su familia, ella se fue  a vivir con Lovera, que ni siquiera tenía las mínimas condiciones para darle el bienestar que la nena requería por su enfermedad.

“Selene era un estorbo para la pareja, que estaba de luna de miel”, reiteró varias veces.

Concluyó que a la nena la mataron en la arenera donde trabajaba Lovera, en una especie de garaje que no era captado por las cámaras de seguridad.

“Ninguno de los dos se delata. El crimen era una acción que la venían gestando”, afirmó.

Salguero amplió la calificación contra ambos acusados. Pidió que se condene a ambos a prisión perpetua. En el caso de Aguirre por “homicidio doblemente calificado por el vínculo y la alevosía” y en el de Lovera “homicidio calificado por alevosía”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE