Un hombre de las cooperativas conduce Emsa desde ayer y advirtió que la empresa tiene problema financieros y de infraestructura

Un hombre de las cooperativas conduce Emsa desde ayer y advirtió que la empresa tiene problema financieros y de infraestructura

Guillermo Aicheler flamante titular de la eléctrica provincial indicó que es necesario invertir para cambiar postes, cables y comprar nuevos transformadores, pero indicó que la realidad económica de la compañía es delicada y ello conspira contra la posibilidad de hacer inversiones. Reconoció que EMSA depende de aportes provinciales para poder funcionar. Anunció que el nuevo gerente general será Julio Rockembach. Señaló que el gobernador Passalacqua le encomendó incrementar la recaudación de EMSA haciendo más eficientes los mecanismos de cobro. Anticipó que en un plazo máximo de dos semanas se anunciará un nuevo cuadro tarifario.

Guillermo Aicheler asumió ayer la presidencia de EMSA. Fue elegido por el propio gobernador Hugo Passalacqua por la tarea que desempeño al frente de la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo, entidad a la que llevó desde una virtual bancarrota a una situación de equilibrio financiero. Se espera que en EMSA haga algo parecido, aunque la dimensión de la crisis es mucho mayor en la eléctrica provincial. “La situación es muy difícil, lo que no quiere decir que no podamos encontrar una alternativa que permita vislumbrar un camino de solución”, dijo Aicheler.

Antes de asumir escuchó al representante de Luz y Fuerza, Ricardo Sánchez, quien le brindó un pormenorizado resumen de la deuda que reclama el sindicato en materia de pagos atrasados al personal y aportes sindicales de los empleados.

En su primer contacto con la prensa como presidente de la eléctrica, advirtió que el déficit de la empresa no pasa solo por las deudas que pudiera haber con el personal, sino fundamentalmente con falencias en infraestructura. “Hay mucho por trabajar, tenemos que dar soluciones urgentes a algunas líneas que están muy mal, sé que hay una planificación y a lo que no esté planificado debemos dar prioridades para que los usuarios no sufran dificultades. Posadas está bien cubierta en la planificación, siempre y cuando no ocurran fenómenos climáticos. En el interior sabemos que hay falencias en la zona Norte, Irigoyen, Oberá, Apóstoles y Candelaria, donde debemos buscar las prioridades”, dijo.

Señaló que una de los desafíos que le planteó el gobernador es incrementar la recaudación, haciendo más eficiente el cobro y reduciendo la morosidad.  “Estamos en el análisis, el usuario de Posadas paga bien en términos generales, hay lugares del interior en los que eso no pasa, se deberá trabajar en eso. Una de las cuestiones es brindar movilidad para acceder a los lugares más alejados en tiempo y forma para cobrar, sino se entra en dificultades de pago”, añadió.

Señaló además que cambiará el gerente general de EMSA, cargo que caerá en el ingeniero Julio Rockenbach. De allí el trabajo para abajo, así seguir perfeccionando la tarea administrativa, es urgente”, dijo.

Admitió que antes de fin de año habrá un nuevo aumento en la tarifa que ya se está analizando. “El próximo aumento de energía lo estamos analizando, antes del 18 debería estar comunicado. Entre esta semana y la otra estaremos brindando la información necesaria para que la gente vaya conociendo cómo se forma la tarifa”, dijo.A continuación comentó: “Necesitamos generar una estrategia inteligente de créditos, con el interior ya me he reunido y tienen pedidos, los conozco y también tienen sus necesidades. Hay que incorporar tecnología, captar personal idóneo y capacitado para atencion de los sectores. Tenemos que podes ofrecer posibilidades de pago a las cooperativas, forma parte del déficit q estamos teniendo, son algunas de las cuestiones que estuve tomando nota”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE