Después de los mensajes en un baño, habló la madre de María Cash

Después de los mensajes en un baño, habló la madre de María Cash

Carmen Gallego dice que no reconoce la letra, pero se esperanza: “Puede que la haya escrito otra chica que estaba viajando con ella”.

Dos mensajes encontrados en baños de estaciones de servicios del sur del país, le agregaron más misterio a un misterio que lleva cinco años y medio, que comenzó en julio de 20011 y que tiene nombre y apellido: María Cash, la joven diseñadora que con 29 años partió desde Retiro hasta Jujuy y nunca más se la vio.

Entre el lunes y el martes se encontraron mensajes firmados supuestamente por María en baños de estaciones de servicio de Garayalde en Chubut y Cañadón Seco en Santa Cruz donde aseguraba que era llevada a Las Heras, un pueblo petrolero de 22mil habitantes donde la explotación sexual de mujeres de otros lugares era moneda corriente. El petróleo, la minería y la pesca son actividades que, según los investigadores, dan buenas ganancias y propician el desarrollo de la trata.

Garayalde es un parador que queda a mitad de camino entre Trelew y Comodoro Rivadavia, en Chubut. Parador obligado para recargar combustible, tiene un amplio salón comedor y dos sanitarios grandes y limpios. En la puerta de uno de ellos se encontró este mensaje: “Ayuda. Soy María Cash. Me llevan a un pueblo de Las Heras en un auto blanco Sandero DEN 232. Avisen auxilio”.

Un mensaje similar pero sin tantas referencias se encontró en la pequeña localidad de Cañadón Seco en el norte de Santa Cruz, un pueblo de 900 habitantes que también mueve su economía a través del petróleo.

Máximo Cash, hermano de María, dijo: “Nosotros ya no sabemos qué pensar. Puede ser real, puede ser una broma. Incluso puede ser una chica que está siendo secuestrada y que puso el nombre de María para que tuviera difusión su mensaje. Puede ser cualquier cosa. Con esto se dispara una alerta, por supuesto. Reaparece la esperanza de que se pueda llegar a algo, pero como tuvimos tantas cosas parecidas y siempre fueron negativas, uno tampoco se ilusiona”.

Su madre Carmen Gallego opina igual, aunque afirma que la esperanza no la pierde: “Ojalá sea ella. La letra no la reconozco, puede que la haya escrito otra chica que estaba viajaba con ella”, dijo. Pero agregó : “Estoy segura que este año mi hija va a aparecer”.

Las primeras conclusiones de los investigadores ponían en duda la veracidad de los mensajes hallados. La chapa DEN 232 que figura en el mensaje escrito supuestamente por la joven no pertenece a un Renault Sandero sino a un Fiat Uno con pedido de secuestro por robo en San Isidro. Además, las patentes que comienzan con D remiten a vehículos comercializados entre 2000 y 2003, época en la que los Renault Sandero todavía no se fabricaban. El pedido de secuestro del auto fue confirmado por fuentes de la fiscalía, en Rawson.

La madre de María Cash: "Ojalá sea ella"

María Cash tenía 29 años cuando fue vista por última vez.

Por otro lado, algunos parroquianos de la estación de servicio de Cañadón dijeron haber visto a dos hombres robustos acompañados por dos señoritas en el parador de la estación de servicio. Estos testimonios tienen algunas contradicciones. Pero todas las pistas son seguidas por la Policía y la Justicia que harán peritaje de los mensajes. Además, la estación de servicio de Cañadón Seco tiene cámaras de seguridad: una de ellas apunta al baño.

A través del paso de los años y el misterio, a María se la dio por muerta y enterrada como NN en el cementerio de Gramilla, en Santiago del Estero. Un video la había captado en Salta y también se aseguró que andaba deambulando por Santa Fe y en Paso de los Libres, en Corrientes.

Como si fuese un fantasma, María moría y resucitaba con la misma facilidad con la que aparecía y desaparecía desde 2011.

Diseñadora talentosa, bonita y entradora, buscaba su lugar en el mundo aunque nunca el que el destino le tenía preparado. Nadie sabe qué fue de ella, aún con la esperanza que generan estos mensajes encontrados en la inmensidad patagónica. La misma inmensidad que su padre Federico construyó buscándola hasta el último día de su vida: murió en 2014 en choque en una ruta de La Pampa, mientras seguía sus pasos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE