“Tras haber gobernado 12 años sin modificar ganancias, no es creíble la propuesta de la oposición”

“Tras haber gobernado 12 años sin modificar ganancias, no es creíble la propuesta de la oposición”

Lo manifestó el diputado nacional Luis Pastori quién defendió el proyecto del interbloque Cambiemos para modificar el impuesto a las ganancias. Triunfó el proyecto de la oposición que tuvo como principal vocero al ex Ministro de Economía Axel Kiciloff.

 

El debate por la modificación del impuesto a las ganancias en la sesión especial de la Cámara de Diputados de la Nación, terminó de manera intempestiva antes de la medianoche de este martes, cuando los principales bloques de la oposición (Frente para la Victoria, Frente Renovador y Bloque Justicialista) votaron un proyecto alternativo al que había propuesto Cambiemos. El proyecto opositor obtuvo 140 votos a favor, 86 en contra y 7 abstenciones, mientras que minutos antes se había votado el proyecto del oficialismo quién no pudo alcanzar la mayoría, y ahora queda esperar que decisión tomara el Senado de la Nación el martes que viene.

 

El misionero Luis Pastori (UCR-Cambiemos), quién se desempeña como Secretario de la Comisión de Presupuesto, fue junto con Luciano Laspina, el orador que mayor tiempo tuvo en el recinto para argumentar a favor del proyecto oficial. En los 20 minutos de exposición hizo hincapié, entre otras cuestiones, en que el proyecto de Cambiemos “viene a reestructurar el impuesto a las ganancias, que por su carácter progresivo es el mejor impuesto del sistema tributario argentino, pero que literalmente fue destrozado por el kirchnerismo al no ir actualizando el Mínimo No Imponible (MNI) cuando se desconocía la inflación y sus efectos. Es el mejor impuesto porque es el más progresivo, contribuyendo a aquel fin extra fiscal de la tributación que es la redistribución del ingreso: aquel que más gana debe contribuir en beneficio de los que menos lo hacen. En su oposición están los impuestos al consumo que son los más regresivos, sobre el que se basa en gran medida la recaudación de nuestro sistema”.

 

“La discusión se ha tornado más política que técnica”

 

Sobre el proyecto que presentó la oposición, Pastori señaló en su alocución que “la discusión se ha tornado más política que técnica, porque con todas las modificaciones que hemos introducido en los debates en Comisión, evidentemente no se entiende como no se puede llegar a un acuerdo con la oposición, y básicamente con quienes hasta hace un año atrás nos dejaron el MNI en 15 mil pesos y una escala de aplicación achatada sin modificación en los 12 años de gobierno del Frente para la Victoria. No es creíble la propuesta de la oposición, y mucho menos de parte de quién la hizo en nombre de esta alianza parlamentaria, quién fue Ministro de Economía en los últimos años del kirchnerismo, cuando tuvieron todas las oportunidades para modificar el impuesto, y se ausentaban del recinto cada vez que llamábamos a una sesión especial. El proyecto de la oposición no es serio, no tiene sustento ni responsabilidad fiscal, sino que solo busca provocar un impacto político».

 

Hincapié en la modificación de las escalas “para darle progresividad al impuesto”

 

En otro fragmento de su alocución, Pastori precisó que “en todo el planeta están grabados los altos salarios como una renta, y en nuestro sistema está calificado como de cuarta categoría del impuesto a las ganancias. El MNI es el umbral inferior límite de la imposición, que durante muchos años no se actualizó pero no es el principal problema, ya que luego de la elevación del Mínimo No Imponible que hizo el gobierno en Enero de este año, tenemos el MNI más alto de la región solo superado por Colombia. Para darle la progresividad al impuesto, son más importantes modificar las escalas que al ser tan achatadas, la gran mayoría de los trabajadores paga el 35% de ganancias. La continuidad de la misma escala le da un sesgo regresivo como si fuera un impuesto más al consumo, y este es el gran avance que genera nuestro proyecto de ley, y esta es la perversidad que el kirchnerismo no quiso o no supo modificar en sus doce años en el poder. Nuestro proyecto además agrega maneras indirectas de elevar el MNI, a través de deducciones como alquileres, hasta un 40% de la facturación, la deducción de los viáticos con un tope en el 40%, y la modificación de las categorías de los monotributos. También incorpora un impuesto al juego, para reducir el impacto fiscal de la implementación de los nuevos topes”.

 



Quizás tambien le interese...