La irresponsable tendencia a endeudarse

A raíz del arreglo con los fondos buitre y al default técnico, varios gobernadores de provincias, decidieron salir al mercado internacional en busca de financiamiento de  inversiones a realizarse. Casi con cierta liviandad, cada uno de ellos, denotaban cierto orgullo por el monto del endeudamiento, que cuanto mayor la emisión, ello  acrecentaban su confianza internacional, generada por  los  U$s. 16.500 millones obtenidos por el gobierno nacional a una tasa  de 7,14% para el pago a los fondos buitres.. Es así que en Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti apuesta a concretar en Junio una colocación de u$s1.096 millones a una tasa de entre el 7% y 8%. En Chubut, Mario Das Neves, avaló un endeudamiento por hasta u$s650 millones. Asimismo en Salta, Juan Manuel Urtubey, busca colocar también en Junio un bono por u$s350 millones a 10 años para financiar obras. En Mendoza, el radical Cornejo concretaría una emisión de u$s500 millones a una tasa de 8,375%a principios de Mayo. El porteño Rodriguez Larreta, el 24 de Mayo, colocó un bono de u$s890 millones a una tasa de 7,50%. En paralelo, planean salir al exterior Miguel Lifschitz (Santa Fe), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco) y Juan Manzur (Tucumán). Antes de estos endeudamientos, la bonaerense María Eugenia Vidal  había obtenido u$s.1.250 millones a una tasa del 9,375%. No hemos escuchado declaraciones respecto a endeudamiento externo de nuestro gobernador, pero sí, reclamos al gobierno nacional en lo que concierne  a la devolución de los impuestos declarados Inconstitucionales por la Corte Suprema que convalidó a Córdoba, San Luis y Santa Fe la retención del 15% que realiza el Estado y que la presidenta Cristina Fernández anuló la detracción de esa masa de impuestos  coparticipables y amplió el beneficio a todas las demás provincias. Como dichos fondos no son devueltos, Misiones hará un reclamo ante la justicia a los efectos de resguardar sus intereses. Dichas retenciones, según el Ministro de Hacienda Rodolfo Safrán, representan entre 120 y 130 millones de pesos por mes. Se incluye en este reclamo, lo descontado en todos estos años.

Es evidente que el reclamo por parte de las provincias, afectará una enorme masa de dinero  que la nación no está en condiciones de afrontar y que requerirá una negociación para la devolución paulatina de dichos fondos.

Lamentablemente todo este endeudamiento se han emitido en jurisdicción  extranjera y bajo leyes extranjeras, lo que posibilita, en caso de incumplimiento de un gobierno provincial,  del cual es aval el estado nacional, la generación de un nuevo juez Griesa que ponga nuevamente en jaque a la República Argentina.

Debe legislarse por ley, que el Estado Nacional y Provincias, no podrán emitir deudas  con legislación extranjera a fin de resguardar a la Nación de los padecimientos que significó ese tipo de deudas.

Si nos referimos a las tasas obtenidas, son las mayores del mercado internacional donde solo son superadas por Venezuela y algunas naciones africanas.  En cambio, varios de los países vecinos nuestros, han obtenido préstamos que no llegan a la mitad de las tasas pagadas por nuestro país y algunas naciones desarrolladas están pagando uno por ciento. Cuando un endeudamiento se contrae, debe destinarse a generar actividades  que produzcan un resultado económico que permitan pagar las deudas y generar un desarrollo económico. Lamentablemente muchos gobiernos provinciales la usan para pagar sueldos cuando se ven sin recursos para hacerlo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE