Conmoción por el crimen de la “Kim Kardashian paquistaní”: su hermano la estranguló

Conmoción por el crimen de la “Kim Kardashian paquistaní”: su hermano la estranguló

La joven se hizo conocida por sus posteos sugerentes en redes sociales. El asesino fue capturado.

Un asesinato en el interior de una familia de PaKistán conmueve al mundo. Oandeel Baloch conocida como “la Kim Kardashian” de ese país por sus posteos en redes sociales, fue estrangulada por su hermano quien dijo que la mató por “faltarle el honor” a sus parientes con las fotografías que compartía en la web.

Baloch, de unos 20 años, viajaba con su familia desde la ciudad de Karachi, en el sur, hasta el pueblo de Muzzafarabad, en la provincia de Punyab, en el centro. El viernes, la policía la encontró sin vida en una habitación de un hotel.

El verdadero nombre de Qandeel Baloch era Fauzia Azeem y tenía decenas de miles de seguidores en sus cuentas de redes sociales. En las fotos y videos que subía, siempre posaba de modo sugerente, emulando a la estrella mediática Kim Kardashian.

Hace un tiempo, la joven había dicho que muchos de sus seguidores la admiraban por su valentía. “Recibo muchas llamadas donde me dicen que les inspiro y que quieren ser como yo”, había comentado la chica en una entrevista.

Luego del crimen, los oficiales lograron capturar al asesino, que se había escapado. “Wasim confesó su crimen y dijo que mató a su hermana por honor”, expresó el jefe de la policía de la ciudad de Multan.

UNA HISTORIA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Pakistán es un país ultra conservador, razón por la cual, sus posteos eran criticados con dureza por los usuarios de esa región. Allí el 90 por ciento de las mujeres experimenta violencia doméstica y más de mil al año son víctimas de asesinatos “de honor”, de acuerdo a cifras de organizaciones de derechos humanos.

Hace un mes, Maria Sadaqat, una maestra de 19 años del pueblo de Upper Dewal en el noreste de Pakistán,fue torturada y quemada viva por haberse negado a casarse con el hijo de su antiguo jefe, indicaron la policía y familiares.

La joven estaba cuidando a su hermanita de cinco años mientras el resto de la familia asistía a un funeral en un pueblo cercano. Fue entonces cuando cinco hombres irrumpieron en su casa y la atacaron. La golpearon, la rociaron con nafta y la quemaron viva. Entre los agresores se encontraba el director de la escuela donde trabajó y padre del hombre cuya propuesta rechazó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE