Por la presión social, Nación frenó el cierre de la AFIP Oberá

Por la presión social, Nación frenó el cierre de la AFIP Oberá

Después de las numerosas quejas de sectores económicos y políticos, el gobierno de Mauricio Macri se vio obligado a dar marcha atrás con el ajuste anunciado en la AFIP que incluía el cierre de la delegación de Oberá. El intendente Carlos Fernández, su par de Alem, Diego Sartori y otros dirigentes políticos habían puesto el grito en el cielo por el contratiempo que significaba el cierre además de las pérdidas económicas para los contribuyentes de la zona Centro que se verían obligados a viajar a Posadas como nueva sede regional.
Después de intensas gestiones en las últimas 48 horas, el titular de la AFIP, Alberto Abad, dio marcha atrás con el recorte y ratificó la continuidad de la delegación.
El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Misiones confirmó que hizo diferentes gestiones tanto a nivel provincial como nacional, con respecto a la Agencia Oberá de AFIP.
El martes se presentaron las notas ante la Agencia Posadas de AFIP, y ante la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas y recibieron como respuesta desde la Administración Federal de Ingresos Públicos “que en la brevedad enviarán la Disposición a través de la cual se mantiene el carácter de Distrito AFIP en Oberá, con las mismas prestaciones actuales y que la estructura no se cerrará”.
Incluso socios del PRO tuvieron que intervenir después de que los propios representantes macristas en Misiones se hicieran los desentendidos y justificaran el cierre con el argumento de la eficiencia presupuestaria.
Los diputados nacionales de de la alianza Cambiemos por Misiones, Luis Pastori y Alex Ziegler confirmaron que la AFIP de Oberá no cerrará sus puertas y continuará brindando sus servicios en la región.
Hasta ayer seguían las repercusiones sobre la decisión del Gobierno nacional de cerrar la delegación de la Afip de Oberá en el marco de las políticas de ajuste presupuestario.
Al igual que el alcalde de Oberá, Diego Sartori, intendente de Alem manifestó que “esto es retroceso por muchas cuestiones, una es la onerosa, creo que cuando se toman esas decisiones desde Nación, no se piensa en la cantidad de gente que es afectada, dijo. De la misma forma opinó el intendente de Panambí Rosendo Fuchs.
En el mismo sentido, el presidente de la Cámara de Comercio de Oberá, Oscar Krieger dijo que lamenta lo que está pasando y aseguró que los más afectados serán los pequeños comerciantes. Asimismo consideró que “siempre nos quedamos afuera del Federalismo” que proclaman desde Nación.
En esa línea precisó que en Oberá hay alrededor de 380 comercios y casi igual los que prestan algún servicio, “hablamos de 1800 comercios, yo no sé cuál es la vara que ellos usan para decir que no movemos la aguja, porque esa es una de las razones porque las que decidieron cerrar”, expresó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE