Un día Crucero volvió a ganar, se sacó la “mufa” y ahora sueña con volver a ser protagonista en la B Nacional

Un día Crucero volvió a ganar, se sacó la “mufa” y ahora sueña con volver a ser protagonista en la B Nacional

Crucero del Norte le ganó ayer a Los Andes por 1 a 0 con un gol de Gabriel Chironi tras gran jugada colectiva y en su regreso a la B Nacional cortó una racha de casi ocho meses sin ganar un partido oficial.
Pese a las dudas que había despertado antes del arranque del campeonato, Crucero sorprendió a todos desde el comienzo y salió a la cancha de Arsenal de Sarandí a ser protagonista en el duelo ante el Milrayitas. Con una gran tarea en ataque y varias chances de gol no concretadas.

Cortó además un largo período aciago y cargado de incertidumbre, con muchas caras largas, malas noticias y pocas sonrisas. Un tiempo donde llegó a estar en duda la continuidad de un proyecto deportivo que nació hace poco más de una década y en tiempo récord -habrá que verificar si es, como se cree, un caso único en el mundo- logró atravesar todas las categorías para llegar a Primera.

Crucero volvió a sonreir y a pesar de que es difícil, que tiene un plantel corto con muchos juveniles sin roce en primera división, a pesar de que no se puede dar el lujo de perder jugadores por lesión o suspensiones, al menos puede soñar. Porque además del triunfo, los 11 que salieron a la cancha demostraron que pueden jugar bien, incluso afuera de casa.

Cuando Luis Álvarez pitó el final del partido, Crucero había logrado mucho más que los primeros tres puntos en este torneo de transición de la B Nacional -que finalizará en junio y reparte 1 ascenso entre los 22 equipos-, se había sacado de encima la “mufa” de no ganar. Su último triunfo había sido ante San Martín de San Juan el 7 de junio pasado, antes del receso del torneo de los 30 equipos.

Pero además, lo hizo jugando bien. Con un planteo inteligente, más equilibrado, menos audaz que en la era Rambert, pero sobre todo, con tres jugadores de ataque que estuvieron inspirados. Juan  Manuel Olivares, la gran figura del partido; Gabriel Chironi, la segunda figura y goleador y Christian Ledesma, el grandote paraguayo que aguantó todo, definió mal un par de chances claras -sí- pero le metió un pase exquisito a Chironi para ese gol del triunfo.
Además del buen rendimiento de los tres de arriba, el equipo de Miguel Salinas demostró solidez defensiva y mucha seguridad para jugar con la pelota en los pies. Como si el dominio que plasmó en el Viaducto (la cancha de Los Andes estaba suspendida y por eso se jugó a puertas cerradas) le hubiera ido dando cada vez más solidez y precisión a los jugadores de amarillo.
Párrafo aparte para el golazo de Gabriel Chironi a los 11 minutos del segundo tiempo. Todo arrancó con una gran jugada de Olivares, que encaró a un defensor, la pelota rebotó en los pies del jugador de Los Andes y Maravilla la volvió a atrapar para llegar hasta el fondo, desde donde tiró un centro preciso atrás.
La pelota le cayó al paraguayo Ledesma, quien inclinó su cuerpo hacia atrás y le puso un pase cortito pero muy preciso a Gabriel Chironi para dejarlo mano a mano con Gagliardo. Y el chiquitín de Neuquén demostró por qué Crucero a fin de año “limpió” a casi todos y primero se aseguró sus servicios. Encaró al arquero y la puso suave al lado del palo izquierdo de Gagliardo. Jugada en equipo, tiki-tiki entre los de arriba y golazo para el Colectivero.
Después de ese gol, Crucero entonado siguió dominando y se perdió tres o cuatro chances claras. Pero la diferencia es que esta vez, no le terminaron empatando el partido. La defensa estuvo segura y el pitazo de Álvarez encontró a los de amarillo con el alivio de un grito largamente esperado.
Además de no ganar en todo el segundo semestre del año pasado en Primera, donde Crucero perdió todos los partidos salvo un empate, el equipo misionero no ganaba de visitante desde diciembre de 2014, cuando venció 2 a 0 a Sportivo Belgrano en Córdoba, en la última fecha del torneo de transición 2014 de la B Nacional (ya había ascendido en la fecha anterior).
Crucero jugará ahora con Almagro en Santa Inés, en un partido que se disputará el sábado o domingo (fecha a confirmar).

Buen primer tiempo
El primer tiempo fue de mayor a menor. El partido arrancó muy entretenido con los dos equipos proponiendo y buscando el arco contrario.
Crucero, un poco más agazapado para salir rápido de contraataque, logró complicar más al Milrayitas. Sorprendió el Colectivero, que con una formación plagada de jugadores nuevos logró acoplarse bien y mostrar lo que no había podido exhibir en los partidos de pretemporada: solidez defensiva y claridad para llegar al arco contrario.
Crucero tuvo más llegadas al arco de Maxi Gagliardo en el primer tiempo que en los amistosos contra Cerro Porteño, Sarmiento de Chaco o Sportivo Patria.
Ya a los dos minutos, Juan Manuel Maravilla Olivares, la figura del primer tiempo, tomó la pelota y avanzó unos metros por el sector central del campo. Cuando estaba por pisar el rectángulo despachó un derechazo cruzado que se fue muy cerca del caño derecho de Gagliardo. Casi cumple la ley del ex ante Los Andes, el equipo en el que jugó la temporada pasada.
Impresionó muy bien Maravilla. Pidiéndola siempre y buscando terminarla el o combinar para Gabriel Chironi, uno de los dos hombres de punta junto con el paraguayo Christian Ledesma.
A los 13 Chironi se va bien por derecha, la pone al vacío para la llegada de Maravilla que cruza el centro atrás. No llega Ledesma, pero Crucero mostraba cosas interesantes.
Los Andes también respondía e inquietaba sobre todo cuando la tocaba Seccafien. El ex hombre de Aldosivi, tras buena combinación entre dos jugadores, le dio bombeado y reventó el travesaño de Leandro Requena. El rebote lo tomó Rodrigo Salinas quien podía fusilar al ex Santamarina, pero se enredó con la pelota y la perdió.
Crucero replicó a los pocos minutos con un tiro bombeado de Maravilla que Gagliardo, su ex compañero, sacó del ángulo. Era un golazo. Del córner vino un buen anticipo de Ledesma en el primer palo y la pelota se estrelló en el travesaño.
A partir de ahí el partido bajó en intensidad, pero siempre quedó la sensación de que Crucero era más que Los Andes, quien no encontraba volumen de juego. En cambio, el Colectivero agazapado siempre parecía más afilado en las contras.

 

Síntesis del partido:

Los Andes

Maxi Gagliardo, Gastón Gurceaga, Walter García, Gabriel Tomassini, Francisco Martinez; Basualdo, Marcos Britez Ojeda, Enrique Secaffien y Emanuel Moreno; Rodrigo Salinas y Alejandro Lugones. DT: Felipe de la Riva.

Cambios: Marcelo Scatolaro x Basualdo; Nicolás Ramírez x Lugones; Matías Linás x Brítez Ojeda.

Crucero del Norte:

Leandro Requena; Alejandro Pérez, Delio Ojeda, Franco Coria, Rodrigo Lerchner; Juan Manuel Olivares, Lucas Caballero, Fabio Vázuqez, Nico Castro; Gabriel Chironi y Christian Ledesma. DT: Miguel Salinas.

Gol: 56′ Gabriel Chironi

Cambios: 82’ Fabricio Pedrozo x Juan Manuel Olivares; Mauro Siergejuk x Chironi.

Cancha: Arsenal de Sarandí

Arbitro: Luis Alvarez

MB

EP

8028-Diapositiva3

Los muchachos saben bien que solo ganaron un partido. Pero después de meses sin conocer la victoria, de la incertidumbre, la “limpieza” del plantel, la escasa llegada de refuerzos, la partida intempestiva del DT a 10 días del comienzo, el momento ameritaba un festejo-desahogo. De izquierda a derecha: Lucas Caballero, Tarrito Perez, Franco Coria, Ivan Molinas, Delio Ojeda, Nico Castro, Brian Dominguez. Abajo: Fabricio Pedrozo, Nico Castro, Maravilla Olivares, Fabio Vazquez, Mauro Siergejuk, y Christian Ledesma (acostado).



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE