Leandrito ya produce helado y los primeros días de diciembre saldrá a la venta

Leandrito ya produce helado y los primeros días de diciembre saldrá a la venta

Después de tres años y medio de trabajo en campo y en la planta industrial, la Cooperativa Agrícola Ganadera de Leandro N. Alem Limitada (Leandrito) comenzó a elaborar helado artesanal y espera arrancar con la venta los primeros días de diciembre, en Posadas, Leandro N Alem y San Javier. El lanzamiento de esta novedad se realizará en el Mercado Concentrador de Posadas.

Una vez instaladas las máquinas que fabrican helado, hace una semana la cooperativa empezó a probar la elaboración de diferentes gustos con el asesoramiento de un maestro heladero, que capacitó al personal. En la actualidad, la fábrica tiene una capacidad de producción por hora de 60 litros de base para helado. De esta manera obtienen un balde de 10 litros cada ocho minutos. “Es un proceso artesanal, sin agregado de aire, porque el objetivo es obtener un producto artesanal con calidad”, explicó Sergio Cardozo, presidente de la cooperativa.

helado

Para la elaboración de helado es necesario contar con buena cantidad de materia prima por semana. “Por eso durante varios años se trabajó con el IFAI y la cooperativa Leandrito, para lograr una cantidad importante de productores. Primero se fortaleció el campo para poder abastecer a la cooperativa”, apuntó Cardozo. En la actualidad, acopian mil litros de leche por semana que se vuelca a la producción, el mayor porcentaje se destina a palitos helados y crema. Mientras que otra parte se utiliza para yogur porque hay una demanda importante en la zona.

De la chacra al consumidor
El proceso desde el campo hasta la fábrica es simple, el productor con buenas prácticas de manufactura envía la leche a la planta en tachos de acero inoxidable a 4°C. Allí se filtrarla para eliminar las primeras impurezas, luego se pasteuriza y se agregan todos los productos que requiere la base principal para la fabricación de helados. Luego, se baja la temperatura a 30°C en la cámara de frío. De acuerdo a la receta se determina la cantidad de base y la mayor parte del componente es leche (80%). El resto es estabilizante, azúcar y materia grasa.

En la fabricación se introduce la base y después de ocho o diez minutos se obtiene el helado, que se ubica en un pozo de frío y de ahí a la venta. “Vamos a tener una variedad de productos no solo el tacho, sino también postres helados, vasitos de 120 y 180 y tortas heladas. Son muchos gustos, hoy tenemos 16, que son los principales. Un toque distintivo es la cantidad de fruta que se le agrega, como frutillas, almendras y otros, como mburucuyá”, comentó Cardozo.

Por semana, la cooperativa puede producir de 1.300 a 1.500 kilos de helado. “Esto nos lleva a la fase de comercialización que se desarrollará con franquicias, una de las primeras se dará en LN Alem, en San Javier y en el Mercado Concentrador de Posadas”, manifestó. Recordó que sin el trabajo serio en campo no se podría aumentar la producción como lo han hecho. Primero, finalizó el reacondicionamiento de la fábrica, “para que el productor tenga la seguridad y la certeza donde entregará su producto para que no pase lo que sucedió en el pasado”, apunto Cardozo.

Producción en campo
La siguiente etapa es hacer una inversión importante para aumentar la producción. “Los productores están viendo que sale un producto con la leche que entregan y eso los anima. Hoy pagamos $4,15 el litro de leche puesto en fábrica, para diciembre podremos pagar cerca de 4,50 gracias al valor agregado”, afirmó el titular de la entidad. “Cuando empezamos lo hicimos sin nada, con mucho amor, trabajo y esfuerzo. Son cuatro años de gestión y si el IFAI no se hubiera tomado en serio esto no estaríamos hablando en la planta”, expresó al recordar cómo empezó el proyecto.

helado terminado

 

La financiación se destinó a la adquisición de maquinaria, refaccionar el edificio y fortalecer el campo con tambos ordeñadores y un sistema para que el proyecto sea viable y sustentable en el tiempo. Así, hoy son diez los productores asociados a la cooperativa, que tienen cerca de 50 cabezas de ganado en campo. Se busca implementar un sistema de pastoreo racional para que el productor no compre balanceado o suplementos, así llegaría a una rentabilidad del 75%.

En diciembre, se iniciará la inseminación de los animales, para ello la entidad comprará semen y pajuelas, si hacen falta. “Lo haremos en esa fecha para que en invierno tengamos leche también”, adelantó Cardozo, al comentar la planificación para el 2016.

Final de una etapa
Durante una visita a la planta para conocer el proceso de elaboración de helado, el presidente del IFAI, Ricardo Maciel, manifestó: “estamos al final de una etapa y al principio de otra. Esto llevó más de tres años de trabajo en distintos estamentos, recuperando una cuenca pionera en la producción de leche, tal como era la cooperativa Leandrito”.

Recordó  que “dentro de ese proceso se trabajó mucho sobre el producto final que se iba a obtener con la leche. Para no competir con la zona tradicional del Alto Uruguay, donde hay muchos productores lecheros haciendo queso. Después de una evaluación de opciones, se optó por producir dulce de leche, yogures, picole y helados de crema”.

Maciel destacó que el helado artesanal es novedoso en la provincia porque se produce con leche pura sin ningún tratamiento, más allá de la pasteurización. “De aquí en adelante se pondrá a disposición de los consumidores en el Mercado Concentrador de Posadas, en Alem y la intensión es llegar a distintos puntos de la provincia. Lo que buscamos es que el consumidor sepa que detrás de la marca Leandrito hay productores que están abasteciendo esta industria”, señaló.

Con este nuevo producto, la cooperativa Leandrito concreta un anhelo de varios años de trabajo y ofrece al consumidor de la provincia un producto artesanal, elaborado con materia prima de las chacras de nuestra provincia.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE