Súper domingo de elecciones: se vota en cuatro provincias y en la Ciudad de Buenos Aires

No será un domingo cualquiera. Capital, Córdoba, La Rioja, La Pampa y Corrientes irán hoy a las urnas. En total, un 20 por ciento del padrón electoral del país elegirá a sus representantes, con Buenos Aires y Córdoba como puntos salientes.

En ambos distritos se define también un poco del escenario de octubre, cuando se realizarán las elecciones presidenciales. Mauricio Macri apuesta su futuro a un triunfo de su delfín, Horacio Rodríguez Larreta contra el candidato del Frente para la Victoria, Mariano Recalde, que, según las encuestas previas, tiene serias chances de meterse en la segunda vuelta, aunque tiene que superar a Martín Losteau, del híbrido ECO, que conduce Lilita Carrió, aliada nacional del propio Macri. En las últimas semanas, el juego de polarización que intentó el Frente para la Victoria, sirvió para mejorar la intención de voto del titular de Aerolíneas Argentina, mientras que Losteau, el ministro de Economía de la 125, se enmarañó en su propia confusión de no poder explicar qué proyecto político prefiere u acompaña y las denuncias por el financiamiento de su campaña.

En Córdoba, José Manuel De la Sota también jugará sus fichas para octubre, con la transmisión del poder a su delfín Juan Schiaretti en una pulseada a fondo con el acuerdo UCR-PRO y que integran Oscar Aguad (UCR) y el ex árbitro de fútbol, Héctor Baldassi (PRO).

En Corrientes hay elecciones legislativas, con la particularidad: después de años de oposición al kirchnerismo, el gobernador Ricardo Colombi se sumó a la campaña presidencial de Daniel Scioli, que tiene como protagonista al vice Gustavo Canteros. En La Pampa, en tanto, se juegan unas primarias con una amañada ley electoral que impide la participación de los ciudadanos cuyos partidos no hagan internas. Ahí la UCR y el PRO van en una alianza y el peronismo lleva a dos candidatos, uno por el kirchnerismo y el otro por la disidencia. Ninguna de las elecciones es definitiva para el escenario nacional, pero puede marcar el pulso, como sucedió en las elecciones previas. Apenas en Mendoza el kirchnerismo fue derrotado, mientras que en Santa Fe, si bien el socialismo fue ratificado, el crecimiento del candidato apadrinado por el Gobierno nacional, fue casi como una victoria ante un festejo anticipado del PRO, que finalmente terminó segundo y obligó al cómico Miguel Del Sel a volver a su casa.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE