Chocó sin registro ni seguro y se quedó durmiendo 6 horas en el auto

Fue en la avenida Rivadavia, en Floresta (Buenos Aires) donde un auto se cruzó de mano y chocó a otro estacionado. Tras el accidente, el conductor y un acompañante se quedaron dentro del auto sin dar explicaciones a nadie.

La situación fue de lo más insólita. Un auto que venía con al menos dos jóvenes a bordo, chocó esta madrugada con otro que estaba estacionado. Más allá del fuerte golpe y los daños materiales, no hubo heridos. Pero dos de los ocupantes del coche, no se fueron del lugar y se quedaron dentro del vehículo cerca de seis horas, al parecer durmiendo, y sin dar explicaciones a nadie.

El choque ocurrió en el barrio de Floresta, en Rivadavia al 8500, cerca de las cuatro de la mañana. Según contaron varios testigos, los jóvenes viajaban en un viejo auto azul por Rivadavia en sentido hacia Provincia, cuando por causas que se investigan perdieron el control, golpearon contra un poste y se cruzaron de mano.

“Dieron un trompo y con la cola del auto le pegaron fuerte a una camioneta Fiat que estaba estacionada, le destruyeron la trompa”, contó un testigo.

Por la madrugada hubo una intervención policial y del SAME, pero al constatar que no había lesionados, se retiraron del lugar, mientras los particulares continuaban con los trámites.

Según trascendió, el conductor del auto iba sin registro y sin seguro. Y varios testigos dijeron que los jóvenes mostraban signos de estar alcoholizados.

Lo inusual fue que los jóvenes que iban en el auto no se fueron del lugar. Por el contrario, se acostaron en los asientos y se quedaron allí cerca de seis horas, sin abrir las puertas ni dar explicaciones a nadie, al parecer descansando.

En el lugar, a media mañana había gran cantidad de curiosos y medios periodísticos. Y autoridades de seguridad vial se aprestaban a colocar una cinta de seguridad ya que los vehículos seguían allí, sobre la mano más lenta de la avenida.

Según explicó el titular del SAME, Alberto Crescenti, “fueron revisados tras el choque y se comprobó que se encuentran bien, no tienen criterio de traslado, pero manifestaron que se quieren quedar en el lugar, esperando la grúa. No los podemos obligar a que vayan al hospital, no explicaron sus motivos, la sensación es que se quedaron durmiendo”.

Finalmente casi a las 11 de la mañana, los jóvenes salieron del coche demuy mal humor, y pudieron irse caminando ante la sorpresa de todos.

77

4



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE