Estaba triste, la dejaron ir a bailar y murió de un balazo

Celeste Trejo creció sin papá. Sabía quién era y lo tenía de vista pero ella fue criada por su mamá y sus dos hermanas mayores. El sábado, víspera del Día del Padre, Celeste se sintió triste: casi todos sus amigos preparaban un festejo que a ella también le hubiese gustado. Su mamá hizo una excepción y le dio permiso para ir a bailar. Sucedió en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere.

Pasó a buscar a su prima y al novio, y entraron a La Majha, un boliche de Laferrere. Salieron a las 6.30 y mientras esperaban un remis que los dejara en su casa, dos chicos en moto iniciaron una balacera contra el frente de la disco. A Celeste, de 14 años, un tiro en la espalda la dejó muerta en la vereda.

“Un ángel. Una nena muy divertida. Yo no dejé que mis hijos la lloraran en el velorio porque a Celeste no le gustaba ver a nadie triste. Ella le daba consejos a todo el mundo. Era la piba que alentaba a sus amigos cuando les iba mal”, cuenta Cristian, el tío de la nena.

Por el hecho, la Policía detuvo a dos jóvenes de 18 años que se llaman Cristian “Curi” Alexis y Julio César. Según los investigadores, los dos jóvenes que dispararon contra el boliche habían tenido una altercado con los patovicas. El personal de seguridad los había sacado de la disco y uno de ellos, antes de retirarse le dijo: “Mirame bien la cara porque ahora te voy a venir a buscar”.

Los acusados del crimen tomaron un remis y entraron al barrio La Loma. Tomaron la moto y aparecieron por Andrade y Hernández, la esquina de La Majha. Suponen que mientras Julio César conducía, “Curi” disparó con un arma nueve milímetros. Los detuvieron luego de un allanamiento en La Loma.

“Cuando escucharon los tiros, la prima de Celeste y el novio se tiraron al piso. No saben qué hizo Celeste porque cuando la vieron ya estaba mal. Trataron de reanimarla pero no reaccionaba. Ahí había un móvil y una ambulancia pero no los asistieron. Quisieron subirla a un remis pero los conductores no los dejaban”, contó su tío.

El boliche fue clausurado en forma preventiva por Daniel Yametti, fiscal que entiende en la causa. Celeste fue velada ayer. Su familia y muchos de los compañeros de la escuela media 180, adonde asistía, se acercaron a despedirla. Será sepultada hoy a las 9.30 en el cementerio privado Jardín del Oeste, ubicado en González Catán.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE