En el final, Brasil salvó el honor y superó a Perú en su debut: fue 2 a 1

El “10” de Brasil se vistió de héroe en Temuco para darle una victoria agónica al conjunto que dirige Dunga en un partido emocionante con situaciones desde el principio hasta el final ante un rival que sorprendió en su presentación en el Grupo C.
En el cierre de la primera fecha de la Copa América 2015, Brasil superó por 2 a 1 a Perú y salvó el honor en su debut frente a un adversario que parecía en la previa más accesible de lo que resultó en la realidad.
El elenco verdeamarello llegaba a esta cita tras la dura eliminación en el Mundial, donde cayó en semifinales 7 a 1 ante Alemania, pero desde la llegada del nuevo DT acumulaba 10 victorias seguidas. Enfrente estaba un conjunto en reconstrucción tras una mala eliminatoria y con la presentación de Ricardo Gareca como entrenador.
Desde el comienzo hubo emociones y sorpresas, a los dos minutos, el arquero Jefferson y los defensores de Brasil quisieron salir jugando en el área chica y le dejaron la pelota servida a Christian Cueva, que abrió el marcador con un violento remate para sorpresa de todos.
Brasil reaccionó rápido y Neymar, la figura de su equipo y uno de los más destacados del encuentro, igualó a los cuatro minutos. Se juntaron los del Barcelona: Dani Alves tiró el centro y el atacante entró solo por el centro del área y de cabeza igualó.
Parecía que después del gol, el elenco que dirige Dunga iba a tomar el control y comenzó a llevar peligro al arco peruano. A los 8′, un remate de Fred que contuvo Gallese y a los 12′ el delantero “Culé” quedó solo ante la meta pero en la línea la defensa evitó el gol. En el contragolpe lo tuvo Perú, pero apareció Jefferson para salvar el resultado.
A pesar del frenético cuarto de hora inicial, lentamente el partido se fue apagando y fue el conjunto de Gareca el que tomó el control del juego. Los volantes peruanos gobernaban el mediocampo y con ataques verticales por el centro del campo, con Guerrero como pivot superando a los defensores brasileños, inquietaban a su rival. Brasil dependía de lo que pudiera hacer Neymar.
El primer tiempo se cerró con un disparo de Willian que se fue desviado, uno de Lobatón que atajó Jefferson y un tiro libre del atacante del Barcelona que se fue por encima del travesaño tras una extraña jugada en la que el “10” fue amonestado por sacar la espuma que marca la distancia con la barrera.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE