El escrutinio de Santa Fe marca un resultado muy ajustado con una leve ventaja del PRO

La provincia de Santa Fe, uno de los cuatro distritos electorales más importantes del país, elige a su gobernador para el período 2015-2019 entre Omar Perotti (Frente Justicialista para la Victoria), Miguel Lifschitz (Frente Progresista) y Miguel Del Sel (Unión PRO). La grilla de candidatos a ocupar el sillón del Brigadier López se completa con Oscar «Cachi» Martínez (del Frente Renovador de la Esperanza) y Octavio Crivaro (del Frente de Izquierda).
A dos horas del cierre de los comicios, con poco más del 5% de las mesas escrutadas, Del Sel se imponía con poco más del 33% de los votos sobre el socialista Lifschitz, que obtenía 29 por ciento.
En tercer lugar, con cerca de 28% de los votos se ubica Perotti. En los tres centros de campaña se muestran confiados en que la elección será muy reñida.
En los comicios de Santa Fe, que posee 2.573.431 electores, se define la nueva composición de la Legislatura (19 senadores y 50 diputados), y también se elegirán intendentes, concejales e integrantes de comisiones comunales.
A diferencia de lo ocurrido en las PASO del 19 de abril, la campaña electoral se llevó a cabo en un clima de mayor confrontación, especialmente en torno a la figura de Del Sel. Luego del empate técnico en las PASO entre Unión PRO y el Frente Progresista, los sondeos dan cuenta de un escenario con final abierto.
De cara a las PASO nacionales, la campaña santafesina resultó un terreno propicio para que los candidatos presidenciales desplegaran artillería partidaria. Mauricio Macri –en apoyo a Del Sel– visitó la provincia varias veces. Daniel Scioli hizo lo propio en respaldo a Perotti. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, también estuvo en Rosario apoyando a los representantes locales del FpV. El jefe de Gobierno porteño ya confirmó que estará en el búnker del comediante.

También se aguarda con interés la nueva composición de las dos cámaras legislativas, con el antecedente del primer lugar en las PASO para Diputados de la lista que encabeza el gobernador Antonio Bonfatti, seguido por el justicialismo, cuyo primer candidato es Héctor «Tigre» Cavallero, y la nómina que propone a Roy López Molina (PRO) en tercer puesto.
Los comicios generales también definen los intendentes en 43 de los 51 municipios de la provincia, destacándose por magnitud los de Rosario y Santa Fe, actualmente gobernador por el Frente Progresista. La pelea por la Intendencia de Rosario también tiene como protagonistas al PRO, con Ana Martínez, y al Frente Progresista, con la socialista Mónica Fein, que aspira a retener el cargo.
Finalmente, el panorama se completa con la elección de concejales en los 51 municipios, y con los miembros de comisiones comunales en las 312 comunas.
En las PASO, Del Sel fue el precandidato que más votos obtuvo (536.480), contra los 376.627 del socialista Miguel Lifschitiz, aunque si se suman los votos del rival interno del oficialismo, el radical Mario Barletta (156.460), la ventaja del macrismo sobre el Frente Progresista fue de apenas 3.393 sufragios.
En las elecciones primarias de abril votaron 1.866.045 personas, el 72,51% del padrón, con lo cual había más de 700 mil electores que pueden alterar el resultado de las primarias. Santa Fe es el tercer distrito electoral en importancia en el país, después de las provincias de Buenos Aires y Córdoba, y delante de la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Tucumán.
Una victoria de Del Sel supondría un envión para la campaña presidencial del líder del PRO, Mauricio Macri, mientras que un triunfo del Frente Progresista beneficiaría a la postulante Margarita Stolbizer. A su vez, si se confirma la tendencia de crecimiento en las encuestas de Perotti, esto supondría una buena noticia para los precandidatos presidenciales del Frente para la Victoria, Daniel Scioli y Florencio Randazzo, en un distrito esquivo para el kirchnerismo en la última década.

«Día bárbaro»
Del Sel se mostró entusiasmado con las elecciones provinciales al señalar que era «un día bárbaro» y destacó que «la esperanza no se pierde jamás».
Con saco sport y sin corbata, Del Sel dijo estar feliz al llegar a votar a la facultad de Ingeniería de Santa Fe porque, remarcó, en la campaña «hicimos todo lo que teníamos que hacer».
Respecto del recuento de votos cuando finalice la elección, dijo que esperaba «que sea todo correcto» y apuntó que «estamos bien tenemos fiscales en todas las mesas».
En la campaña «me han pegado bastante, sé quién soy como persona y estoy muy tranquilo. Hubo crítica intencionada pero ya pasó», remarcó Del Sel.
Asimismo, dijo que iba a pasar la tarde con amigos en su casa, donde preparó picada y asado, y apuntó que para la noche «creo que viene» Mauricio Macri a esperar los resultados.

«Entiendo el mensaje»
Lifschitz votó alrededor de las 17 en Rosario y reiteró que espera ganar la elección de hoy porque su fuerza ha «entendido el mensaje de las urnas» en las primarias de abril último, cuando fue superada por el PRO.
Además, garantizó haber escuchado «muchas demandas, cuestionamientos, críticas» que sabrá «interpretar» por lo que estimó que podrá ganar la elección de hoy «por una diferencia un poco mayor de lo que parece», dijo.
Siguiendo su hábito de todas las elecciones, Lifschitz, ex intendente de Rosario, votó a las 17 en esa ciudad.
Se trata de un comicio que «todo el país político está mirando» y en la cual todos los candidatos presidenciales «tienen intereses», manifestó.
Pero admitió que, si gana el Frente Progresista, «obviamente esto no es buen negocio electoral de los candidatos más importantes, que tienen sus propios referentes aquí».

«Pelear el primer lugar»
Esta mañana, Perotti se mostraba confiado en poder «pelear el primer lugar La gente no se equivocó cuando votó al socialismo, el socialismo se equivocó; por eso surgen las alternativas», expresó mientras emitía su voto en en una escuela de la ciudad de Rafaela, donde fue intendente
Con campera tipo safari blanca, pidió «que el santafesino vote muy bien, piense, vote a conciencia» porque, señaló que este «es un día hermoso».
En ese marco, dijo creer que «todos los candidatos llegan con buenas intenciones pero en este momento particular de Santa Fe por un tema de seguridad tiene que llegar un cambio, la gente siente que el socialismo no la ha cuidado».
Perotti destacó que «distintos ministros y secretarios estuvieran dando respuesta a la gente» con sus visitas a la provincia en la que, dijo, «nos mostramos en campaña de la misma manera que vamos a gobernar en gestión permanente».
Respecto de las elecciones de hoy, dijo que «siempre hay sorpresas y posibilidades de cambiar», aunque remarcó que en Santa Fe «hay que trabajar y a eso nos llamaron, es lo que hay que hacer y hemos prometido a los santafesinos».



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE