“Pensé en abortar, pero me dio miedo no pensé que el bebé estaba vivo”

Es uno de los juicios más esperados de los últimos tiempos. Empezó este miércoles, pero ante el faltazo que pegaron los testigos citados, pasó a un cuarto intermedio hasta hoy. Se trata del caso de la chica que parió a un bebé en una letrina y lo arrojó al pozo. Esto sucedió el año pasado en Aristóbulo del Valle.
En la víspera, solo se presentó la madre de la imputada. Por eso el Tribunal Penal de Oberá, donde se lleva adelante el proceso, decidió suspender la audiencia.
Nancy Da Rosa (22), acusada de “Homicidio calificado agravado por el vínculo”, se abstuvo de declarar y se retiró del recinto cuando se leía la requisitoria de elevación a juicio. Quien sí lo hizo fue su madre y dijo: “No sabía que mi hija estaba embarazada”.
Lo que se intenta determinar en el juicio es la intencionalidad de la misma de arrojar o no a su pequeño hijo de 36 semanas a la letrina del baño donde perdió la vida por sumersión y asfixia.

Avenda_o - Aguirre - Rivero - jueces del tribunal

El hecho ocurrió el pasado 20 de agosto del 2014 en el paraje San Lorenzo de Aristóbulo del Valle. Ese día, cerca de las 5, Nancy se levantó al baño con dolores abdominales muy fuertes, allí dio a luz a un varoncito de aproximadamente 3 kilos.
Su madre, Estella Raquel Da Rosa (43), encontró a su hija tendida en el piso, al lado del baño, pálida e inconsciente, por lo que llamó a la Policía y los médicos. Posteriormente la joven fue derivada al hospital local donde el médico que la atiende da aviso a las fuerzas policiales que la paciente tenía signos de haber abortado hacía pocos minutos.

Estella Raquel Da Rosa - mam_ de Nancy

Luego de ello efectivos policiales realizaron un allanamiento en el domicilio de la acusada, donde se encontraron diferentes elementos como ser telas y sábanas manchadas con sangre, como así también otras manchas en otras partes de la vivienda. Asimismo, en un pozo con agua servida se halló el cuerpo del bebé, restos de placenta, tejidos y el cordón umbilical.
Tras la autopsia practicada a la criatura se pudo determinar que no presentaba signos de violencia pero sí contenía agua en sus pulmones.
Al momento de la lectura de los hechos, la acusada solicitó a su defensora, Graciela Abdolariff, salir de la sala porque no soportaba más escuchar el relato, con el rostro cubierto de lágrimas se retiró del recinto.
En etapa instructoria, la acusada contó que el embarazo fue concebido producto de una violación por parte de un ex patrón que tenía en una casa particular donde era empleada y niñera. “Pensé en abortar, pero me dio miedo, una amiga me iba a ayudar pero no lo quise hacer. Jamás pensé que estaba vivo en ese momento, sino no lo hubiera tirado a la letrina”.

Nancy y Dra. Abdolatiff

La madre de Nancy declaró que no sabía que su hija estaba embarazada hasta que tomó conocimiento de lo sucedido por parte de las autoridades. Además recordó que esa noche, su hija le manifestó que tenía dolores abdominales por lo que le preparó un té de manzanilla y marcela, pensando que era un dolor estomacal.
El Tribunal que juzga a Da Rosa está conformado por los camaristas Francisco Aguirre (presidente), José Pablo Rivero y Lilia Avendaño. La Fiscalía está a cargo de su titular, Estela Salguero de Alarcón.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE