Marcharon por las calles de Posadas para pedir justicia por el crimen de Lucía Maidana


El grupo partió de la Facultad de Humanidades, donde la joven cursaba sus estudios y camino por las calles del centro de la ciudad, hasta el juzgado de Instrucción Uno, donde se tramita la causa por el femicidio ocurrido el 6 de abril de 2013. A dos años del asesinato de la estudiante de Comunicación Social Lucía Maidana (23), sus compañeros, amigos y familiares llevaron adelante una marcha en reclamo de justicia por las calles de Posadas.

P2240459

Felicitas Maidana, hermana de la estudiante, es quien encabezó la marcha.

 

Lucía fue asesinada a golpes y su cuerpo fue incendiado en un inquilinato sobre calle Estado de Israel al 3495 del barrio Villa Urquiza. El único imputado por el caso es Nicolás Sotelo, estudiante de Antopología al momento del crimen. El muchacho estuvo preso un mes y luego lo liberaron por falta de indicios de peso en su contra.

“Aún hay muchos compañeros que no han contado lo que saben” dijo su hermana Felicitas

A dos años del femicidio que terminó con la vida de la joven Lucía Maidana, aún quedan muchas cosas por esclarecer. Quién o quiénes fueron los que entraron a su departamento en el barrio Villa Urquiza, y luego quemaron el departamento para borrar sus huellas del un posible ataque sexual.

Dos años han pasado y es una herida que no cierra en la familia Maidana, como tampoco cierra para los estudiantes de la Facultad de Humanidades. El homenaje de poner su nombre a la sala de lectura de la biblioteca tiene un importante simbolismo, pero no distrae la atención del foco de la búsqueda: quién asesino a la universitaria.

Felicitas Maidana, hermana de la víctima, volvió a encabezar una manifestación pidiendo que se esclarezca el femicidio. Sus padres no pudieron venir hasta Posadas desde su Capioví natal, sin embargo en la capital provincial la esperaba su otra familia de compañeras y compañeros de la carrera de Comunicación Social; amigas y conocidos de la Facultad mostrando que Lucía sigue presente a dos años de esa trágica noche en que fue asesinada.

Felicitas expresó que su anhelo es encontrar una puerta que los lleve a la justicia y dar con los culpables. “Me siento muy acompañada, no solo por la familia, sino toda la comunidad de la facultad. Eso hace que sea más llevado seguir adelante. Mi objetivo es ir juntando gente que nos ayude a encontrar el camino para encontrar justicia”, manifestó antes de comenzar la marcha por las calles del centro de la capital misionera.

Pidió que todo aquel que sepa algo que colabore con la causa. “Se me hizo muy difícil el año pasado mirar a todos y no tener respuestas. Me sentía responsable, es irónico, pero no tener una respuesta me hacía sentir culpable”, manifestó. Dijo que este año se siente con más fortaleza para seguir haciendo el pedido de que se acerquen a la abogada de la familia o a ella para colaborar y hacer el camino más fácil hacia el esclarecimiento del asesinato.

“Este año la causa se movilizó un poco más y eso por es por obra de ustedes”, dijo la joven al concluir la caminata, frente al Juzgado de Instrucción. Agradeció a todos los que se presentaron a declarar diciéndoles que “ustedes decidieron no callarse, no ser cómplices y hablar”.

P2240470

A aquellos que saben algo y aún no lo han contado, les dijo: “Aún hay muchos compañeros que no han contado lo que saben, tienen un montón de datos que contar. A esos tenemos que invitarlos a que se pongan en nuestros lugares, que marchamos todos los años y no solo por Lucía, sino por muchas otras chicas. Que no se queden callados, que rompan con el molde del yo no me meto”.

Recordó que “esto comenzó porque un día me levanté y dije ‘me voy a involucrar’ y me metí en el medio de la violencia y dije basta. Lamentablemente pague muy caro, con la vida de Lu. Ustedes saben a qué me refiero. Esto no significa que me voy a quedar callada, sino que voy a seguir peleando, no solo por Lucía, sino por muchos otros casos, porque la verdad duele un montón perder a una mujer”.

Agradeció a todos los que la acompañaron en esta y todas las marchas. Explicó que a fines del año pasado aparecieron nuevos datos, entre ellos el testigo que declaró dónde estaban las llaves del departamento. “Él declaro cuándo, cómo y dónde Sotelo tiró las llaves del departamento. Tardamos muchísimo para que le tomen la declaración y luego de que declara, se abrió un paso importante en la causa, porque se encontraron las llaves”.

P2240327

Esto significó para la familia que “el único sospechoso, tal vez no la violó, pero sí tuvo que ver en el crimen de Lucia. Eso es lo que yo voy a seguir pidiendo, que él y los que participaron estén del otro lado y nosotros dejemos de hacer estas marchas porque la causa de Lucía no avanza”.

“Aún hay personas que no han declarado en la causa, que no se han presentado y otras que si han dado testimonios importantes y no se han tomado en cuenta. No queremos que la causa se duerma”, concluyó Felicitas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MS – MCE 1

EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE