La presencia de yaguaretés en el corazón del área natural del PP Salto Encantado indica su buen estado de conservación


El Parque Provincial tiene una superficie 13.195 hectáreas, y selva adentro, con la instalación de cámaras trampas en el corazón del Valle del Cuñá Pirú, lograron registrar en el último año la presencia de dos ejemplares de esta especie emblemática de Misiones. El monitoreo se realiza en forma conjunta entre la Red Yaguareté y el Ministerio de Ecología. “La presencia del yaguareté en el área indica que el estado de conservación del sitio está en recuperación. Hace 5 años atrás era difícil encontrar huellas con la frecuencia que en la actualidad se registran”, señaló en la entrevista con ArgentinaForestal.com el guardaparque Ricardo Escobar.

La caída de 60 metros de altura del Salto Encantado, sigue siendo el principal atractivo del turista que visita el Parque Provincial que atraviesa el arroyo Cuñá Pirú (mujer flaca, en guaraní) en el municipio de Aristóbulo del Valle. Este arroyo forma el Salto Encantado y da origen a su nombre, que en la actualidad, con las intensas lluvias y crecidas, tiene un volumen excepcional, brindando un atractivo paisaje natural.


El área protegida tiene una superficie 13.195 hectáreas, y con la instalación en 2014 de cámaras trampas de la Red Yaguareté (foto de la imagen del yaguareté captada por la misma), en un trabajo conjunto con el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la provincia, llevan adelante un monitoreo en la zona del Valle de Cuñá Pirú, registrando la presencia de dos yaguaretés en el área del Parque Provincial, especie emblemática en Misiones y declarada Monumento Natural Nacional, que se encuentra en peligro de extinción.

 

Con respecto al estado de conservación del Parque, el guardaparque provincial Ricardo Escobar, quien tiene 23 años de servicio en esta actividad y está asignado al cuidado del área protegida, explicó en la entrevista con ArgentinaForestal.com que “la presencia del yaguareté en el área indica, con imágenes que se registran en las cámaras trampas, huellas y fecas, que el estado de conservación del sitio se está recuperando. Hace 5 años atrás era difícil encontrar huellas de yaguareté, hoy el monitoreo detecta con mayor frecuencia su presencia, tenemos otro resultado, donde se evidencia que el área está en recuperación. Esta especie tiene un efecto paraguas, si hay yaguaretés tiene que haber especies de toda la cadena de la selva misionera, pecaríes, tateto, que son parte de la cadena alimenticia de la especie. Esto es lo que refleja que tenemos un buen estado de conservación en el Parque”, afirmó.
El felino habita en el corazón del área natural protegida, se traslada en el Valle del Cuñá Pirú, ya que la misma especie evita la zona poblada o el contacto con los humanos. Solo la falta de alimento genera que se aleje en algunos casos de su hàbitat y ronde las cercanías de predios privados, generando conflictos con propiedades privadas, frente al ataque de alguna cabeza de ganado.
También en diálogo con este medio, el director de la Red Yaguareté, Nicolás Lodeiro Ocampo, explicó que el monitoreo inició hace tres años a partir de un trabajo en conjunto con ganaderos locales para buscar soluciones que permitan mantener la especie en el área y también sus vacas. “No beneficia a nadie que ellos pierden sus vacas y el parque sus yaguaretés, por eso después avanzamos con un convenio con Ecología, que nos ayudan para ingresar a la zona, que es muy alejada, y así registrar la presencia del yaguareté con la instalación de cámaras trampas”.

 

Estos dispositivos se activan con sensores de movimiento y cuando algún animal pasa por delante, toman una foto o video. “El Ministerio de Ecología es clave en este proceso, sin la ayuda de los guardaparques no podríamos hacerlo, ellos están cuidando esa zona y el monitoreo nos permite observar la presencia de las especies de la fauna misionera, lo que nos permite aseverar que hay un buen estado de conservación del área protegida. También trabajamos en el área para planificar acciones de control por la caza furtiva que existe en la zona y, por otra parte, encontrar la forma o método que logre que disminuya el ataque de los yaguaretés al ganado de la zona, como también sociabilizar sobre el procedimiento a instrumentar ante la detección de un yaguareté rondando zonas cercanas a los predios privados”, remarcó.


Selva, turismo y conservación

El monitoreo realizado con cámaras trampas también registró la presencia de pumas, anta o tapir, gato onza con cría, macucos, entre otras especies de aves, como la yacutinga y el águila viuda. “Al comentar al turista sobre la presencia de la fauna y flora autóctona (laurel, guatambú blanco, urunday, cancharana, grapia, cedro, alecrín, incienso, loro blanco, caña fístola, entre otras) quedan sorprendidos y atraídos por recorrer el Parque, ante la posibilidad de cercanía con estas especies”, agregó el guardaparque Escobar.
Asimismo, relató que la semana pasada también los visitantes lograron apreciar en los senderos la presencia de un coatí con su cría. “Ver las especies naturales en su hábitat es el mayor atractivo para el turista y esto lo pueden vivir visitando el Parque”, recalcó.
El Parque Salto Encantado cuenta este año con los tradicionales senderos de interpretación que fueron recientemente diseñados. El trayecto de recorrido elevado es el más fácil de transitar para las personas mayores.
En tanto, para los interesados en conocer en detalle la flora y fauna del sitio, realizar avistajes de aves y conocer las especies naturales de la selva misionera, previa consulta con el personal guardaparque de Ecología, son acompañados en las recorridas, para responder todas las inquietudes.
El pasado fin de semana se habría registrado un ingreso masivo de personas, entre sábado y domingo. Las lluvias y las inundaciones en otros atractivos turísticos de la zona, generaron que la gente se llegue hasta el Parque, ya que no quedaron muchas alternativas en condiciones para visitar y con los servicios como hoy se ofrece en PP Salto Encantado.
“El turista puede disfrutar de la vista, recorrer el área natural, divertirse en las cascadas, y contar con los nuevos servicios que se ofrece para la atención del visitante dentro del Parque. Tenemos el sendero que termina en “la olla” y las cascadas que la gente puede acceder y refrescarse, pero ya no es camping, no se permite más acampanar. El horario de ingreso es de 9 a 18 horas para visitar el Parque y disfrutar de la infraestructura nueva del lugar, el restaurante, la terraza para contemplar el paisaje, y próximamente el teleférico, que se pondrá en marcha en poco tiempo, cuando terminen de ultimar las pruebas para su perfecto funcionamiento”, indicó Escobar.
El ANP cuenta con dos puestos de guardaparques, uno dentro del PP Salto Encantado y el otro, en el Destacamento Cerro 20, ya que la caza furtiva es la principal amenaza que enfrentan. “Este es un problema cultural, es difícil lograr que los pobladores entiendan que no se puede cazar la fauna autóctona. Estamos trabajando con Ecología en el dictado de charlas en escuelas para generar conciencia ambiental, para trabajar en este cambio necesario. Si bien el problema en este parque no es tan acuciante como en otras zonas de la provincia, tenemos la permanente amenaza sobre el área de los cazadores furtivos, y para controlar esto hacemos recorridas periódicas, y mantenemos un diálogo permanente con los vecinos y pobladores”, sostuvo el guardaparque.

 

Diseño ecológico
Sin dudas, el diferencial que presenta el PP Salto Encantado se encuentra en la culminación de las obras basadas en una arquitectura sostenible, a la vanguardia de la tendencia del diseño ecológico, ya que se optimizaron los recursos naturales del lugar para la construcción del nuevo restaurante, sanitarios, terrazas y senderos contemplando el mínimo impacto ambiental sobre el área de uso público del Parque.
Así lo afirmó el guardaparque Escobar, quien valoró el desarrollo que se planificó para la atención del turista “logrando una armonía con el ambiente natural del Parque, mejorando el servicio, desarrollando el lugar. Próximamente, se pondrá en marcha el servicio del teleférico (casilla aérea), las obras están prácticamente terminadas, solo faltan las pruebas necesarias para avanzar en la última etapa de ajustes, para que todo quede en perfectas condiciones para realizar este año la inauguración de este sistema que se implementará por primera vez en un ANP de Misiones. De esta manera, los visitantes tendrán otra opción para disfrutar del paisaje escénico del Salto y la selva que lo rodea, desde distintos ángulos”, indicó.
El manejo del área y la nueva infraestructura dentro del Parque marcan un gran cambio en el servicio al turista.

 

 

Por Patricia Escobar



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE