Un cuento suizo

El epílogo del año no se parece en nada a lo que imaginaban algunos. El fin de ciclo añorado por la oposición es una expresión de deseos que por ahora no se traduce en una retirada del oficialismo, sino que es éste el que tiene la iniciativa y marca la agenda de los hechos políticos.
Hace algunas semanas, cuando se conocieron encuestas con datos muy alejados al discurso dominante, el nerviosismo comenzó a crecer. La presidenta Cristina Fernández, denostada en los principales medios de comunicación y por casi todo el arco político opositor, tiene, sin embargo, una imagen positiva demasiado alta para cualquiera de sus competidores. Sin posibilidad de buscar un nuevo mandato, la especulación se trasladó entonces a si era capaz de poder transmitir esa adhesión al candidato que aspire a sucederla dentro del oficialismo. Probablemente no sería una tarea sencilla, por lo que en la oposición respiraban aliviados. Sin Cristina candidata en el país, la apuesta era mucho más sencilla.
Pero en las últimas horas, el kirchnerismo sacó un as de la manga inesperado para todos, incluso los de propia tropa. Y Cristina podría ser candidata. No a presidenta, no al Senado o a diputada nacional, sino al Parlamento del MERCOSUR, que debe renovar sus integrantes.
La idea del apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, es que se debata un un sistema de elección mixto para los diputados del Parlasur, de los cuales 43 pertenecerán a la Argentina.
Así, habría 24 parlamentarios elegidos por distrito regional: un parlamentario por cada una de las 23 provincias y un parlamentario por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los 19 restantes serían elegidos por distrito único, lo que permitiría a los partidos políticos armarse de una candidatura nacional que acompañe la presidencial. Ningún partido está en contra de ampliar el cupo de parlamentarios y de poder tener más espacios para ceder en sus propias estrategias electorales.
Con este mecanismo, Cristina podría ser candidata nacional, acompañando en la lista a quien represente al kirchnerismo y provocando un efecto arrastre que llevaría votos al oficialismo. No sería la primera candidata, pero su apellido estaría en la boleta y así se garantizaría un piso de adhesión nada despreciable.
Con la Presidenta en primer plano, cambia todo el escenario imaginado por la oposición, cuyas figuras se concentran en la disputa por el sillón de Rivadavia, esperanzados con un rival no tan potente.
El proyecto de Landau propone que la primera elección directa de parlamentarios del Mercosur en Argentina se celebre simultáneamente con la próxima elección presidencial, es decir, el año que viene.
El cuerpo está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, la República Bolivariana de Venezuela y el Estado Plurinacional de Bolivia. Hasta ahora, sólo Paraguay cuenta con la elección directa de los diputados del Parlasur.
La idea de que la Presidenta sea candidata a integrar el Congreso del MERCOSUR no sólo es una lúcida maniobra política que la mantiene en el centro de la escena, sino que, de ser candidata y electa, significará la posibilidad de sostener desde un ámbito regional, la integración tan demorada, que se da, sin embargo, entre las corrientes políticas que gobiernan Latinoamérica.
Lula es el principal impulsor del parlamento regional que necesita pasar de la burocracia a la acción y atender realidades locales, antes que satisfacer las ambiciones de los grandes polos industriales como ocurre hasta ahora.
Misiones no puede quedar ajena de esta compulsa y debe proponer a un candidato que esté a la altura de las necesidades de la provincia ubicada en el corazón del bloque, que van mucho más allá de barreras arancelarias.
Hasta ahora, los rigores fronterizos ahuyentan más que alientan el intercambio entre vecinos, con problemas especialmente concentrados en territorio nacional.
Paraguayos y brasileños, por caso, sufren enormes demoras para poder ingresar al país y eso desalienta el movimiento comercial, como sucede por estos días en Bernardo de Irigoyen, que salió a la calle a reclamar una ampliación de los puestos de control migratorios para evitar las horas de espera.
Recién después de la queja airada de comerciantes y vecinos, Migraciones resolvió flexibilizar el sistema para quienes viven en la difusa línea fronteriza: se resolvió dar la tarjeta vecinal a los habitantes de Irigoyen y Dionisio Cerqueira para que no tengan problemas al cruzar y habilitar un sistema preferencial para las personas que vayan a menos de 50 kilómetros de distancia.
Problemas como esos, se repiten a diario en las relaciones fronterizas y lastiman una interrelación histórica entre vecinos.
La caída del modelo es la esperanza que conmueve a toda la oposición. Las promesas de Mauricio Macri o Sergio Massa se concentran en achicar la presencia del Estado para devolverle la libertad de movimiento a los mercados y la economía.
Pero esas expresiones de deseo contrastan con la desnudez impúdica a la que quedaron expuestos los principales promotores de esas aspiraciones: hay más de cuatro mil grandes evasores concentrados en los grupos que más cuestionan el modelo económico.
Desde que comenzó a andar el 25 de mayo de 2003, el Gobierno se hizo fuerte desde la base de enfrentar a las corporaciones y el solo hecho de mostrar que al menos cuatro mil grandes empresarios y hombres de negocios tenían cuentas ocultas en Suiza por más de tres mil millones de dólares, fortalece ese capital político, al mismo tiempo que enfurece a los enemigos.
Dejar “fluir” al capital no parece ser un buen eslogan en este contexto, ya que quienes tienen las cuentas ocultas en Suiza, no son pequeños inversores, sino grandes jugadores de la economía y la política argentina que fugan capitales, evaden y le hacen un enorme daño al país.
Si blanquearan sus inversiones y pagaran Ganancias, por caso, seguramente sería mucho menor la necesidad de recursos del Estado y los trabajadores podrían liberarse del pago de fin de año o verían elevarse el piso desde el que comienzan a tributar.
Son hombres de negocios que detestan al Gobierno y sueñan con su derrota, sea quien sea el que se quede al frente de la administración. Son amigos circunstanciales de quienes tienen más oportunidades de ser electos y de los amigos no se espera otra cosa que se alegre por la prosperidad propia, aunque esta no sea posible de explicar ante la sociedad.
Según la AFIP, hay una cuenta que, solita, tiene 1.300 millones de dólares, lo que es el equivalente al reclamo usurario de los fondos buitres.
Las 4.040 cuentas que clientes argentinos del banco HSBC tienen ocultas en Suiza representan una evasión de por lo menos 62.000 millones de pesos.
En tanto que si se compara la cantidad de dinero evadido en impuestos con los presupuestos de las provincias del NEA, Misiones, Formosa, Chaco y Corrientes sumaron un cálculo anual de gastos corrientes y de capital para 2014 de 65.848 millones de pesos.
Imaginen cómo se aliviaría la presión sobre el dólar con una inyección de recursos semejante.
La oposición insiste, en cambio, en que el Impuesto a las Ganancias se debe recudir a su mínima expresión o directamente eliminarlo, aunque nadie dice de dónde saldrán los recursos para que el Estado mantenga vivas a medidas trascendentales que ha tomado el Gobierno, como la Asignación Universal por Hijo o los créditos para la construcción de viviendas.
Mañana la Afip presentará a la Justicia las Declaraciones Juradas del resto de las 4.040 cuentas denunciadas que fueron remitidas por la Dirección General de las Finanzas Públicas de Francia.
Entre los nombres que trascendieron hasta ahora, aparecen las empresas Cablevisión, HSBC, Multicanal, Deustche Bank, Edesur, Loma Negra, Mastellone, Central Puerto, Exolgan, Alhec Tours, Biomas, Bridas, Campo Alegre, Compañía de Servicios Farmacéuticos, Cooperativa de Electricidad y Obras de Santa Rosa, Indunor, Pampa Holding, Petroquímica Comodoro Rivadavia, Reinforced Plastic, Valenciana Argentina y Zafra.
Entre las personas y entidades se encontrarían Amalia Amoedo (nieta de Amalia de Fortabat), Saturnino Herrera Mitjans (miembro del directorio del Grupo Clarín), Pablo César Casey (sobrino de Héctor Magnetto e integrante de los directorios de Clarín y Cablevisión), Carlos Alberto Moltini (miembro del directorio de Cablevisión), Adolfo Buratovich (empresario cerealero), Natalio Garber (ex dueño de Musimundo), Alfredo Román (empresario del transporte), Ricardo Chiantore (titular de SEC, una de las empresas de grúas de tránsito porteñas), Alfredo Romemmers (empresario farmacéutico), Roberto Busnelli (vinculado a la empresa de viajes ASATEJ), Christian Bassedas (manager del club Velez), la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales, Adolfo Grobocopatel (empresario agropecuario), Martín Silva Garretón (ex juez), Raúl Moneta (empresario de medios), Juan Bielic (empresario turístico), Sebastián Eskenazi ( es titular de YPF) y Víctor Savanti (ex director de la cementera Loma Negra), entre otros.
“La mayoría son contribuyentes con domicilio en Capital Federal, pero hay en todas las provincias, no se salva ninguna”, denunció Ricardo Echegaray, titular de la Afip. Sin embargo, en el mapa distribuido, Misiones no aparece, por lo que habrá que esperar que se conozca el resto de los nombres para determinar si hay algún misionero con cuentas ocultas en Suiza.
Los tres mil millones de dólares, son 9.186 millones al tipo de cambio oficial de 3,062 de diciembre de ese año. Si a esa suma se le aplica el pago de Bienes Personales acumularía 726,9 millones en concepto de deuda de capital, interés y multas, que sumado a bienes personales de esa fecha a 2013, más Ganancias, IVA, intereses y nuevas multas llegaría a 61.915 millones de pesos.
Las reservas hoy no serían un problema y hasta podrían moderarse expectativas inflacionarias, porque la presión sobre el dólar sería mucho menor.
Las maniobras del HSBC para “cuidar los intereses” de sus clientes, no son ajenas a una práctica habitual en el mundo financiero.
Hace poco, Estados Unidos le aplicó una multa de 2.500 millones de dólares al Credit Suisse por ayudar a millonarios a evadir impuestos.
El banco ayudaba a sus clientes más adinerados a evadir el pago en Estados Unidos y blanquear capitales.
En 2006 la entidad contaba con cerca de 22.000 cuentas bancarias de clientes estadounidenses por u$s13.500 millones, de las que el 95 por ciento no estaban registradas.
Esta es la primera vez en casi dos décadas que un banco admite su culpabilidad en un caso penal en Estados Unidos, algo que no se daba desde 1995, cuando el japonés Daiwa Bank reconoció ser culpable de ocultar pérdidas a los reguladores.
Además, el monto de la multa es el más alto en un caso penal de impago de impuestos de la historia de Estados Unidos. Lo hizo Estados Unidos, la meca del capitalismo. ¿Por qué las mismas sanciones en la Argentina son consideradas un ataque a la iniciativa privada?
En una escala mucho menor, la misma queja del sector privado se revela en Misiones desde que los operativos fiscales comenzaron a mostrar enormes intentos de evasión impositiva con cargamentos que van desde soja, cemento, harina, azúcar, cerveza o energizantes, autos y ropa.
Esta semana se conoció un nuevo caso que involucra a dos locales de la franquicia de una marca inglesa conocida por vestir a clientes de buen poder adquisitivo.
Pretendían ingresar, mediante encomiendas, prendas con remitos fotocopiados en una maniobra que significa una evasión de impuestos provinciales y nacionales por más de un millón de pesos.
Hasta ahora, los principales casos de evasión que fueron detectados por la Dirección General de Rentas involucran a empresarios que se concentran en el microcentro posadeño, donde se gestó la protesta contra la política impositiva.
Esa protesta fue aprovechada por la oposición para plantear sus promesas de bajar impuestos, en paralelo a una suba de salarios insostenible a simple vista. Incluso, algunos sectores sindicales vinculados a la oposición acompañaron la protesta en contra de los impuestos.
Son los mismos que esta semana protagonizaron un nuevo paro docente y amenazas de piquetes en varios puntos de la provincia. Amparados por una inmunidad gremial que es a esta altura, inexplicable, los sindicalistas opositores toman de rehén a la educación para forzar beneficios que los gremios reconocidos consiguen y canalizan a través de la mesa de diálogo.
Lo llamativo es que quienes denuncian supuestos hechos de corrupción en la educación, son los que siempre reparten los beneficios en un pequeño núcleo, que consigue eternas licencias -cuatro años, en el caso del piquetero Rubén Ortiz- o la titularización sin los saberes exigidos al resto de los docentes.
El Gobierno decidió no tolerar más bloqueos en las rutas, que provocan severos inconvenientes a los demás misioneros y a la actividad económica de la provincia.
Entrando a diciembre, un mes que suele acumular conflictos de diversos sectores, la decisión tomada es que se garantizará el derecho a protestar, pero se reforzará la seguridad para que no haya piquetes eternos e injustificados, con un puñado de personas carentes en la mayoría de los casos, de representatividad.
La paz social no significa solamente no “reprimir”, como pretenden quienes lideran esas protestas. Si al corte, si al piquete, no a las sanciones, es el lema.
Por el contrario, para garantizarla, el Gobierno debe adoptar medidas que tengan un impacto en todos los misioneros y no sólo en grupos radicalizados cuya impronta contrasta con el decidido aporte a la Educación en los últimos años.
El salario se elevó sustancialmente, se crearon más de 200 escuelas secundarias y desde 2015, más de una decena de municipios contarán por primera vez con una escuela secundaria técnica.
La inversión educativa no tuvo nunca una respuesta acorde por parte del sector más agresivo del sindicalismo docente.
El Gobierno mantiene en alto la inversión como mecanismo para enfrentar tiempos complicados de la economía del país. El gobernador Maurice Closs anunció que el año que viene será record la inversión en obra pública, con el objetivo de sostener el empleo y el efecto derrame que provoca.
También esta semana se presentó una nueva etapa del programa ProAlimentos, con el que se inyectan recursos a las chacras misioneras para fortalecer la producción y sostener el objetivo de la soberanía alimentaria.
El objetivo no está tan lejano. Según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, hace unos años Misiones importaba de otras regiones el 70 u 80 por ciento de los productos frescos que demandaba la población, principalmente carne, leche, huevos, frutas y verduras.
Hoy, a partir de los programas de incentivo a la chacra, Misiones es la provincia que más ha crecido en el autoabastecimiento, alcanzando a cubrir con producción local el 80 por ciento del consumo.
Para el año que viene se otorgarán nuevos créditos por 120 millones de pesos, pero de ejecutarse la totalidad del dinero previsto antes de junio próximo, se liberarían otros cien millones.
El escenario político también entra en un tiempo de definiciones. A un año de las elecciones comienzan a perfilarse candidatos y eventuales alianzas que se tejen a diestra y siniestra a la espera de conseguir un mejor lugar.
El radicalismo mantiene las puertas abiertas a una alianza con el PRO, pero también negocia con otros sectores.
En ese marco, sorprendió el diputado Héctor Bárbaro, quien reconoció que conversa con la UCR y advirtió que de concretarse un acercamiento, “no está definido que Gustavo González sea el candidato a gobernador”.
En paralelo, puso como condición para avanzar en las negociaciones, que toda la oposición tenga un “gesto” y vote por la ratificación de Carlos Rovira en la presidencia de la Legislatura el próximo diez de diciembre.
El planteo cayó como una bomba en el radicalismo, donde la cúpula quiere votar a un candidato propio. El sector disidente, cuestionó en cambio, que el radicalismo quede expuesto a los empujones de un partido menor.
En la Renovación nadie quiere acelerar los tiempos. A más de un año del recambio institucional, surgen nombres que aspiran a ocupar los cargos centrales.
Es natural que haya movimiento de personas interesadas en crecer en la política, porque para eso trabajan en ella. Pero recién entrado el 2015, Closs y Rovira empezarán a ver el panorama de cara a las elecciones. Queda claro que no habrá anuncios apresurados, sino una meditación conjunta con la unidad y el consenso como bandera excluyente en la toma de decisiones entre ambos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE