El italiano Mancuso espera la extradición en Chaco, solo quedan trámites burocráticos para el traslado

Pantaleone Mancuso, el italiano de 53 años detenido el 29 de agosto pasado en Puerto Iguazú, acusado de ser uno de los capos de la mafia calabresa, sigue esperando que lo trasladen a su país, luego de que aceptara ser extraditado. Deben concretarse trámites administrativos entre Italia y Argentina para que se concrete el traslado.

El juez Federal de Eldorado, José Luis Casals, le otorgó la extradición en septiembre, luego de el calabrés se sometiera a un trámite exprés, Después, lo llevaron desde la delegación de la Policía Federal Argentina al penal Federal de Resistencia, Chaco.

Fuentes judiciales indicaron que al italiano también le iniciaron una causa por la utilización del DNI falso que portaba cuando lo atraparon. Cuando finalicen los trámites entre ambas naciones, la Justicia Federal deberá determinar qué ocurre con esa causa abierta.

Mancuso fue detenido el 29 de agosto en la cabecera argentina del puente internacional Tancredo Neves, que une Puerto Iguazú con Foz de Iguazú, Brasil, cuando intentaba salir del país haciéndose pasar por un turista, con un documento trucho y 100.000 euros en su poder.

Al momento del arresto, se encontraba acompañado de su hijo Giussepe (25), quien también es buscado por Interpol, pero en la oportunidad el joven logró escabullirse entre la gente.

Tanto Mancuso como su hijo están acusados por la Justicia italiana de haber intentado asesinar a sus familiares Romana Mancuso y John Rizzo, en mayo de 2008 en la provincia italiana de Vibo Valentia y de dedicarse al comercio ilegal de drogas a escala mundial.

El italiano es el sindicado cabecilla de la mafia calabresa de la “Ndrangheta”, encargada de liderar el mercado mundial de la cocaína colombiana que se exporta a Europa, utilizando a la Argentina como paso previo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE