Este jueves remiten el expediente del caso Guirula a la Cámara de Apelaciones

Este jueves, desde el juzgado de Instrucción Uno de Posadas girarán el voluminoso expediente del caso Guirula a la Cámara de Apelaciones, que atenderá los planteos hechos por la defensa de los seis imputados a los que les dictaron la prisión preventiva.

Hoy se cumplimentaron los trámites previos para la remisión de las actuaciones. En la fecha se completó la anexión de los antecedentes de los sospechosos.

Estiman que pasará entre 30 y 45 días el expediente en la Cámara. Allí, los magistrados deberán decidir si avalan la resolución del juez Marcelo Cardozo o la revocan. También pueden hacer consideraciones u observaciones en relación con la causa.

Apelaron la medida los defensores de la oficial Lourdes Beatriz Tabarez, el sargento primero Claudio Marcelo Servián y el agente Carlos Da Silva, todos de la seccional XIII; y de los cabos primeros Lucas Nahuel Saravia y Ricardo Escobar; ambos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional Uno. Este es el grupo de sospechosos imputado por el delito de “torturas seguida de muerte agravadas”.
También presentó un recurso de apelación la defensa del oficial subayudante Carlos Alberto Zidorak, del Comando Radioeléctrico, quien está acusado de “omisión funcional para evitar torturas”.
Salvo la oficial Tabarez (alojada en la Cárcel de Mujeres de Posadas), el resto se encuentra recluido en el Instituto de Encausados de Miguel Lanús.

Los demás policías imputados, que están en libertad son los agentes Jorge Marcelo Bogado y Jorge Orlando Barrios; y del cabo primero Sergio Damián Recalde, los tres también del Comando Radioeléctrico. Sobre ellos pesa la imputación de “omisión de denunciar torturas”.

También se encuentran ligados a la causa el oficial Javier Olmedo y el suboficial mayor José Veloso. Los dos prestaban servicios en la seccional XIII del barrio Guazupí. Están acusados de “encubrimiento”. Fueron los primeros en ser excarcelados.

El sábado 19 de julio Guirula y dos amigos entraron en el motel Park con dos prostitutas. Cuando ya se retiraban, el albañil tuvo una discusión con el conserje, porque se negaba a pagar la cuenta de lo que había consumido. Consideraba que lo que le querían cobrar era excesivo. Desde el albergue transitorio llamaron a la Policía y al rato cuatro patrulleros llegaron al lugar.
Guirula no solo fue recudido y esposado. La dieron una paliza brutal que hizo que llegara muerto en el patrullero en el que lo trasladaron a la comisaría XIII.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE