La placa que cubría la tumba del padre de San Martín se atesora en Posadas


Se trata del mármol original traído de España. Ese y tantos otros objetos forman parte del museo histórico de la Asociación Sanmartiniana fundada hace 20 años en la capital provincial. Historias de un prócer del que aún resta mucho por conocer.

El próximo domingo se conmemora el 164 aniversario del paso a la inmortalidad del General Don José de San Martín, y por tal motivo se realizará un acto en la plaza homónima el domingo 17 a las 14.30.

 

El mayor retirado Enrique Gentiluomo, presidente de la Asociación Sanmartiniana que fue fundada en Posadas hace 20 años mostró parte de los objetos que se atesoran en la sede de la calle Junín, sitio donde se destaca una pieza de mármol que estuvo en la tumba del padre del prócer en España, antes de que sus restos sean repatriados al país.

 

La leyenda de la piedra reza “Aquí yace el señor Don Juan de San Martín, 4 de diciembre de 1799”.  Su ubicación inicial fue la cripta de la iglesia parroquial de Santiago de Málaga (España) desde el 4 de diciembre de 1796 hasta el 24 de julio de 1947 cuando los restos del padre del Libertador fueron repatriados a la Argentina. En 1998, Gentiluomo de manos del Jefe del Regimiento de Granaderos a Caballo, coronel Daniel Raimundes, recibió los restos de los padres del General San Martín para ser trasladados a Yapeyú, Corrientes, sitio donde hasta hoy descansan. Quien encabezó las gestiones y participó de la ceremonia donde se recibieron las urnas de don Juan de San Martín y de doña Gregoria Matorra fue Gentiluomo quien además estuvo acompañado en la gesta por los entonces gobernadores de ambas provincias, Federico Ramón Puerta por Misiones y Raúl “Tato” Romero Feris por Corrientes.

 

“Con el proyecto Yapeyú como homenaje a los padres del Libertador devolvieron los restos de sus padres a la tierra que los vio nacer”, explicó Gentiluomo quien además indicó años posteriores a 1998, visitando el lugar lograron hacerse cargo de la custodia del mármol que hoy forma parte del Museo Histórico de la sede Sanmartiniana en Posadas.

 

Respecto a lo que se destacará en este 164 aniversario de la partida de quien supo llevar a sus hombres a la victoria en la Batalla de San Lorenzo y llevó la bandera emancipadora por Chile, Perú y Ecuador, Gentiluomo destacó que hará referencia a la preparación militar que desarrolló San Martín en la previa del Cruce de los Andes y agregó que este “14 de agosto se cumplen 200 años de la designación del General San Martín al frente de esa campaña”.

 

Sobre la Asociación, contó que es la única en el país con sede propia gracias a una ley provincial y que la biblioteca- de amplio espacio abierto a la comunidad – cuenta con el aval de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP).

 

Entre los demás objetos que componen la Sala Histórica de la Asociación se hallan también una réplica del sable curvo de San Martín, una réplica del uniforme del Regimiento de Granaderos a Caballo, dos tomos originales de la primera edición de la historia de San Martín escrita por el General Bartolomé Mitre en 1890, un almanaque de 1950 año del centenario de nacimiento del prócer, además de una réplica de la bandera del Ejército de Los Andes, entre otras cosas.

 

“Si tuviéramos que hablar de San Martín estaríamos días pero hay que dejar en claro que si bien se lo llama a San Martín como el Libertador de América, lo cierto es que liberó nuestro país, liberó Chile y fue protector de Perú, porque el libertador de Perú para los peruanos es Simón Bolívar. San Martín liberó Lima pero no todo el Perú. La entrevista de Guayaquil fue el único encuentro entre los libertadores de América del Sur, Simón Bolívar y José de San Martín, en Guayaquil, el 26 de julio de 1822, fue según imaginamos el momento donde se ponen de acuerdo y San Martín decide renunciar al trabajo de liberar Perú. Nunca sabremos exactamente que fue lo que se dijeron o acordaron en ese encuentro, pero sí la certeza de que esa cumbre fue el nacimiento de una gran amistad. Tal es así que cuando falleció San Martín, su hija entrega sus pertenencias al gobierno de la Nación, elementos entre los cuales había un retrato de Simón Bolívar”, explicó.

 

Sobre las verdades que se conocen en los últimos años sobre el prócer, Gentiluomo sostuvo que seguramente y a través de las herramientas del revisionismo histórico, como por ejemplo que nunca hubo un caballo blanco porque el Cruce de los Andes se realizó en mula, habrá tantas otras historias aún por descubrir.

 

Así, la pasión por el gran militar y prócer argentino se vive con énfasis en la tierra colorada, con un espacio único, digno de visitar, conocer y promocionar. Tal es así que para el mes próximo en Mendoza, se realizará el 5to Congreso Internacional Sanmartiniano, en el que la asociación misionera tendrá protagonismo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE