Anularon remoción del director de la Epet de Oberá y los jóvenes serán trasladados

Luego de tres días de conflicto en que la escuela técnica de Oberá estuvo tomada por padres, docentes y alumnos, el principio de acuerdo llegó durante la tarde del jueves cuando las partes firmaron un acta acuerdo que luego se convertirá en una Resolución para fijar los puntos acordados.
El primero de los puntos indica que las partes acuerdan las propuestas elevadas por los asambleístas el 6 de agosto con el fin de garantizar el normal desenvolvimiento del proceso de enseñanza y aprendizaje, retrotraer el estado de situación de cosas y circunstancias en la EPET, al momento anterior a la sanción de los alumnos cuestionados.
El segundo punto expresa que la dirección se compromete a devolver la condición de regularidad a los estudiantes involucrados en el hecho y otorgar la totalidad de la documentación necesaria para el pase inmediato, para garantizar la movilidad hacia otros establecimientos educativos de dichos alumnos.
Punto tercero, señala que la institución escolar se compromete a recuperar los días de clases perdidos.
El punto cuarto dice que el Consejo General de Educación dispondrá los instrumentos legales necesarios a los fines de dejar sin efecto las Resoluciones 147/14 y 870/14.
En tanto que el quinto y último punto expresa que el cuerpo docente, alumnos y directivos se comprometen al levantamiento inmediato de las medidas de fuerza y retomar las actividades normales de la institución.
De esta manera, el director Jorge Romero retoma su cargo, los docentes no serán investigados en el marco del sumario y los cuatro estudiantes podrán continuar estudiando sin ser apartados del sistema educativo.
El licenciado Pablo Pelozo, asesor del ministerio de Educación manifestó que “luego de una intensa negociación logramos el mejor de los acuerdos, fundamentalmente porque queríamos que los chicos vuelvan a clases y no se continúe con esta medida de fuerza a la que jamás quisimos llegar”.
Por su parte Romero expresó que “me siento descomprimido con el acuerdo firmado, ahora debemos esperar hasta el martes para que llegue la nueva Resolución y todo quede de manera efectiva. Destaco el acompañamiento de toda la comunidad de Oberá que se involucró en este tema, de colegas directores y docentes de otras instituciones. También valoro lo hecho por los padres y fundamentalmente por los alumnos que defendieron sus principios de una manera pacífica”.

Todo comenzó a fines de mayo, cuando una empleada administrativa observó el robo de una motocicleta que estaba frente al colegio. La mujer tomó la patente del automóvil en el que había sido levantada y avisó a la Policía, que no tardó en ubicar el vehículo, propiedad del padre de uno de los adolescentes. El chico, que era abanderado, admitió que participó del robo porque se lo habían impuesto como condición para formar parte del grupo. La motocicleta finalmente fue recuperada en un monte de la zona periférica de Oberá, y los adolescentes estuvieron detenidos algunas horas.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE