Afirman que un eventual default no tendría impacto significativo en la economía de Misiones

Lo señaló Enrique Gross, secretario titular del Foro Consultivo de Ciudades del Mercosur. Argumentó que la provincia no toma deuda desde hace diez años y gracias a esa independencia, no le afectaría que se cierre el acceso al crédito. Remarcó además que el país está el default desde 2002 y eso no le impidió crecer. Advirtió empero, que sí se podría producir un impacto negativo a partir de las caída en las expectativas que podría generar la continuidad del conflicto con los fondos buitre.

El jefe de asesores de Gabinete de la Provincia, Enrique Gross, consideró que la situación que podría generarse si Argentina no llega a un acuerdo con los fondos buitre, no sería “tan trágica como la pintan desde algunos medios” e incluso consideró que economías regionales que no dependen del financiamiento externo, como la misionera, no serían perjudicadas de modo directo, al menos no en el corto plazo.

Desde Caracas, donde participa de la Cumbre de Presidentes del Mercosur, Gross indicó que “más allá de manifestaciones y declaraciones de rechazo, el ataque de los fondos buitre a la Argentina no es un tema excluyente en la cumbre, ya que se sabe que el problema de fondo es más simbólico que real, porque técnicamente Argentina se encuentra en default desde 2002”.

En diálogo con la emisora local Radio República, detalló que el país no salió del default porque hay bonos que no fueron pagados y sus tenedores no aceptaron ninguna de las renegociaciones propuestas por Argentina y al haber un bono con una fecha de pago que no se cumplió, técnicamente es un default.

Consideró que de no llegar a un acuerdo con los buitres, el mayor perjuicio para el país sería el cierre de los mercados internacionales de crédito, pero estimó que eso no tendría un impacto real en el corto plazo en las economías regionales, menos aún en provincias como Misiones que no dependen del endeudamiento para que su economía funcione. “Misiones no tomó deuda en  la última década. No es necesario para el  desarrollo de nuestra economía el acceso al crédito”, razonó.

Advirtió que sí podría producirse un impacto negativo en la economía a partir de la incidencia que podría tener la continuidad del conflicto con los fondos buitre en las expectativas y en la percepción que la gente tiene de la economía tanto de la provincia, cuanto del país.

Remarcó que “Argentina viene llevando adelante desde 2005 un proceso muy claro de salida del default, negoció bonos y deudas. Volvió a negociar en 2010, después arregló la deuda de YPF y la que tenía con el Club de París, la última instancia era negociar el remanente de los bonos que no habían entrado en el canje y estaban judicializados, al no haber llegado a un acuerdo, y tener  de por medio la sentencia del juez Griesa, lo que hace es impedir la continuidad de la salida del default, lo que permitiría tomar crédito barato en los mercados internacionales”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE