Más de 40 personas ya recibieron botones antipánico por violencia de género en Posadas

Más de 40 personas que sufrieron algún tipo de violencia de género en Posadas recibieron botones antipánico, informó Rossana Franco, titular de la línea gratuita 137 de asistencia a las víctimas.

 

“En un 55 por ciento son las mismas víctimas las que realizan las llamadas” solicitando ayuda, aunque también lo hacen los vecinos e inclusive niños, explicó Franco y señaló que “muchas veces la gente no se involucra y se niega a hacer las denuncias cuando tiene conocimiento de posibles casos” de violencia.

 

Otras veces las personas llaman “para saber si están o no pasando por una situación de violencia” y también “llaman los vecinos, las víctimas y desde las comisarías y los hospitales”, porque “desde el sistema de salud hoy se está viendo a la violencia como una cuestión de emergencia”, comentó.

Al conocer una posible situación de violencia de género “va el equipo técnico con los profesionales, la trabajadora social y la psicóloga” para asistir a la víctima que llamó al 137, “lo que para nosotros es importante porque significa que la sociedad reconoce nuestro trabajo”, indicó Franco.

Para una mujer agredida, señaló, “no es fácil contar que ha sido víctima y muchas veces no es fácil salir” de esa situación.

Las víctimas “necesitan de todos”, ya sea “en el acompañamiento y en la contención” porque es una cuestión que pasa

“no solamente por lo social, pasa por lo cultural también”, apuntó.

“Decimos que en el programa luchamos contra el patriarcado, que es ésto que muchas veces nos han inculcado desde la cultura”, dijo, por lo que trabajan también “desde las escuelas, con experiencias y charlas con los padres y profesionales en el tema”.

La línea 137 cuenta con un equipo interdisciplinario compuesto por 28 profesionales, entre ellos trabajadores sociales y

psicólogas, que actúan en forma coordinada con la brigada móvil las 24 horas del día y los 365 días del año.

Cuando llega un llamado por algún tipo de comportamiento violento y se realiza la intervención, evalúan si la víctima necesita algún tipo de asistencia médica y le recomiendan realizar la denuncia penal lo antes posible.

Tras la presentación el equipo comienza a trabajar con la víctima en un rol más activo en acompañamiento integral y protección para lograr cuanto antes una medida cautelar como exclusión del hogar, restricción de acercamiento, pago de alimentos cuando hay menores y, si se presume riesgo físico, entregan el botón antipático o disponen la custodia policial como último recurso.

A través del seguimiento de cada caso lograron tener respuestas favorables de la justicia a los dos o tres días de iniciado el expediente por hechos de violencia de género, detalló Franco.

El 80 por ciento de los agresores son ex parejas, que de distintas formas terminan ejerciendo algún tipo de violencia sobre las mujeres y en algunos casos, incluso sobre sus hijos.

El rango de edad de las víctimas oscila entre los 18 y 44 años y por lo general sufren violencia física, en general con amenazas de muerte, aunque también se dan casos de violencia psicológica,  sexual, económica y abandono de persona.

A ocho meses de la puesta en marcha de la línea telefónica 137 para casos de violencia familiar o de género en la capital de Misiones se recibieron más de 5.000 llamados, entre consultas y situaciones de emergencia.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE