La red de fibra óptica federal tiene un avance del 90 por ciento

La red de fibra óptica federal que se extiende desde San José hasta Puerto Iguazú tiene un avance del 90 por ciento, mientras que en paralelo, en la zona sur, la Provincia comenzó con la instalación de las redes internas con un quince por ciento de despliegue.

La obra federal es financiada por la Nación a través del plan Argentina Conectada, mientras que las redes internas, que conectan los nodos centrales con los internos dentro de los municipios, tiene una inversión de 236 millones de pesos, de los que se hace cargo el Gobierno provincial en un 16 por ciento y el resto se cubre con aportes nacionales.

La empresa provincial Marandú, es la encargada de las redes provinciales y fue creada por la exigencia de una contraparte provincial en el sistema federal. A su cargo tiene la extensión de 900 kilómetros de redes internas, que conectarán la red central con los nodos municipales, que se instalarán en las comisarías. En varios municipios de la zona sur las obras están bastante avanzadas y se estima que en un año y medio podría culminar toda la tarea de llevar la fibra óptica incluso a las localidades más alejadas. La compañía misionera no generará contenidos, sino que es la encargada de gestionar la transmisión de datos de Internet, telefonía y televisión, indicó Daniel Esperanza, uno de los funcionarios a cargo de Marandú, que en lenguaje guaraní  se traduce como noticia, aviso o novedad.

Los recursos son gestionados a través de un fideicomiso del banco BICE que suscribió un contrato con la empresa Argentina de Soluciones Satelitales S.A. (ARSAT) y con Marandú Comunicaciones Sociedad del Estado,  para actuar como Fiduciario en el Fideicomiso Conect-Ar Misiones, cuyo único objeto es el de administrar los pagos del desarrollo de la Red Provincial de Fibra Optica.

Esta política impulsada por el Gobierno nacional, apunta al tendido de tramos troncales a nivel nacional y tramos provinciales en todo el territorio, los cuales surgen del trabajo mancomunado con las provincias en la definición de la red que pueda abastecer las necesidades de conectividad de cada localidad.

El nodo central en Posadas estará en pleno centro y como en cada municipio, además de abastecer a las oficinas estatales, los privados podrán acceder a la red para brindar servicios de Internet o telefonía. El objetivo es crear competencia para abaratar los costos de los usuarios y en algunos casos, subsidiar las conexiones, indicó Esperanza. “Queremos llegar a donde el privado no llega y a la vez, que el sistema sea autosustentable”, explicó.

En breve se licitará el sistema electrónico –que debe acompañar a las redes- con una inversión de 120 millones de pesos y probablemente se firme un contrato mixto con Alcatel y Cisco, las dos únicas firmas con la tecnología necesaria, que a su vez, deberán subcontratar empresas misioneras para los trabajos en la provincia.

Para el último tramo –o última milla- para las conexiones en los municipios, se firmó un convenio con la Universidad Nacional de Misiones y otro específico con la facultad de Ingeniería de Oberá mediante los cuáles, docentes y alumnos desarrollaron proyectos de extensión.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE