Inauguraron muestra doble que rememora al MAC-UNaM

Con el objetivo de recuperar el capital simbólico producido por los cinco años de funcionamiento del Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), en Posadas y Buenos Aires se pone en marcha una doble muestra organizada por el grupo “Energía de activación  “ (Ea ). La muestra se denomina “MAC-UNaM (2002-2007) – Un museo del arte de lo contemporáneo”, y se podrá apreciar en el museo provincial de Bellas Artes “Juan Yaparí”, Sarmiento 319 casi Colón desde hoy. El curador es Francisco Alí Brouchoud.


Audio curador de la muestra, Francisco Alí Brouchoud en el museo Yaparí.

 


En tanto, en Buenos Aires se inauguró el 10 de octubre pasado, en las salas del Fondo Nacional de las Artes. Se trata de una exposición  curada por Francisco Ali-Brouchoud, que se desarrolla en el marco de las celebraciones por los 40 años de la UNaM.
El proyecto del grupo Ea de rememorar la experiencia del MAC-UNaM incluye un libro que se publicará en 2014 y reunirá la documentación de todas sus muestras y proyectos que dan cuenta de su historia y del lugar que ocupó en la cultura de Misiones y en el reciente panorama del arte argentino.  

Algo de historia…

El Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad Nacional de Misiones (MAC-UNaM) funcionó entre 2002 y 2007 en Posadas, y formó parte de las primeras «iniciativas de artistas» surgidas en diversas ciudades de la Argentina entre fines de los 90 y principios de la década pasada.  
Fueron espacios y proyectos de exhibición y experimentación artística concebidos y dirigidos por artistas, que además de su rol de creadores se ocupaban de la gestión, la curadoría y la producción teórico-crítica.
Tras la crisis de 2001 y el colapso del Estado, estos proyectos se consolidaron como modelo de acción artística en la Argentina, ya que permitieron a los artistas no sólo llenar el vacío de políticas públicas en el campo cultural de entonces, sino construir circuitos independientes de circulación y legitimación.  
El MAC-UNaM fue uno de los protagonistas de este importante momento de la historia reciente del arte argentino, y su lugar en el mapa nacional de iniciativas ha sido reconocido en diversos textos de críticos e historiadores del arte publicados en los últimos años y que buscan contar lo ocurrido en el campo artístico durante la década pasada.
Fue una suerte de «museo crítico» o «anti-museo», un proyecto de experimentación que buscó reemplazar la idea de «colección» como conjunto de objetos ordenados y «stockeados» en un espacio específico, por la de una trayectoria de acciones y estrategias desplegada en el tiempo.  

 

Cuando abrió sus puertas, fuera de Buenos Aires sólo existía otro espacio institucional dedicado específicamente al arte contemporáneo: el Museo de Arte Contemporáneo de Bahía Blanca.

 

En cinco años de intensa actividad, el MAC-UNaM logró colocar a Misiones en el mapa de las artes visuales nacionales y regionales, e instalar en la provincia un debate sobre lo contemporáneo y el lugar que el arte ocupa en la sociedad, que fue reflejado oportunamente por los medios locales.

 

También contribuyó ostensiblemente a acercar a los artistas de Misiones a las principales problemáticas del campo, a actualizar su lenguaje, a proporcionarles contextos de producción y análisis de sus propias obras, vinculándolos con las obras y las ideas de destacados artistas internacionales, así como con sus pares de otras provincias.  
Con mínimos recursos, y empleando una sinergia derivada de alianzas estratégicas con otras instituciones nacionales y locales, desde el pequeño espacio de la planta baja del edificio anexo de la Facultad de Humanidades, durante sus cinco años de existencia el MAC-UNaM permitió a miles de personas, entre ellas a no pocos estudiantes de la Universidad, conocer las prácticas y los discursos críticos del arte actual, que interrogan, investigan y ponen en cuestión las naturalizaciones que construyen la cultura y los intercambios sociales.  

 

Prueba de ello son las 25 exhibiciones realizadas, que incluyeron a más de 60 artistas de Misiones, la región del Litoral, Buenos Aires y el exterior; alrededor de una decena de conciertos de música experimental inéditos en Misiones, que trajeron a la provincia a reconocidos compositores e improvisadores argentinos e internacionales, además de varias clínicas de producción y análisis de obra, seminarios, conferencias, y un ciclo de cine que se mantuvo por más de 8 años.


 
*el grupo Ea (Energía de activación),  centrado en la gestion e investigación en arte e integrado por Suzuki Rey, Daniela Pasquet, María Blanca Iturralde y Francisco Ali-Brouchoud



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE