El contrabando denunciado

Según contó Pedro Pirovani tres meses antes del siniestro el general Juan Domingo Perón convocó al entones gobernador misionero Juan Manuel Irrazábal a Buenos Aires. Del cónclave participó también López Rega y en esa oportunidad el líder justicialista lo habría convocado para que se traslade a Capital Federal para formar parte de su equipo de trabajo. De ello da cuenta en su declaración Buchi Claro, cuñada y secretaria privada de Irrazábal, quien corroboró ante la justicia el entusiasmo que había despertado en el dirigente misionero tan honrosa deferencia. 

Pero esto no habría durado mucho tiempo, ya que un mes antes de la tragedia Irrazábal volvió a Buenos Aires con una carpeta donde habría tenido pruebas contundentes negociados turbios y datos del contrabando de harina, fideo y soja, cuya ruta pasaba por la tierra colorada, pero esta vez no pudo concretar la audiencia con El General y fue atendido por un funcionario de tercera línea. Algo había cambiado y la política estadista puesta en marcha por Irrazábal no pasaba desapercibida para los grupos económicos de la época y que las palabras del entonces ministro de Economía Ramón Martos daban cuenta de ello: “Irrazábal transformó el Banco Provincia en un ente orientado a dar créditos a los colonos (…) En cuanto a la yerba, teníamos a estudio, medidas concretas que combatían los negociados, el gobierno atacó a la Comisión Reguladora de la Yerba Mate (CRIM) entidad que había encubierto un pequeño grupo que ilícitamente se enriqueció perjudicando a 20 mil productores”. 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE