El hijo de un argentino estaba en el colegio y se salvó de milagro

Santiago Baabdaty es cordobés y hace 24 años que vive en EE.UU. Austin, su nene de 7 fue rescatado por la policía y le dijo que «tuvo muchísimo miedo».

La voz del cordobés Santiago D Baabdaty es un tembladeral de miedo y alegría. A su lado, está Austin, su pequeño hijo de 7 añitos que presenció el furibundo ataque que se desató en la escuela primaria Sandy Book y que dejó al menos 27 muertos, entre ellos 18 niños.

 

“Fue una locura lo que pasó, no lo puedo creer”, le dijo a Clarín vía telefónica Santiago que se fue a probar suerte a Estados Unidos en 1988 y no regresó más a Argentina.

-¿Cómo se enteraron lo que había sucedido?

A nosotros nos llegó un mail desde el colegio donde se nos avisaba que no fuéramos a buscar los chicos porque había sucedido algo. No nos decían qué. Cuando le dije a mi señora, Jodi, ella se puso muy nerviosa y a puro instinto de madre fue para allá.

 

Según las palabras del cordobés, Newtown es una zona rural “re tranquila”. Su casa, está a 4 millas del establecimiento donde sucedió la masacre. “Cuando mi señora se fue yo me quedé viendo las noticias y en una de las imágenes que pasaron me di cuenta que Austin estaba en el estacionamiento del colegio, al lado de un policía y junto a sus compañeros de segundo grado”, relató agitado.

“No hay palabras para explicar lo que se vive por estas horas. Es una sensación de angustia absoluta”, describió el hombre de 49 años que se graduó de ingeniero en Estado Unidos y trabaja como administrador de un edificio.

Mientras dialogaba con Clarín, Santiago tenía a Austin en la falda. “El está muy confundido y me dijo que tuvo muchísimo miedo. Gracias a Dios, no le pasó nada. Así y todo, la tristeza que tenemos aquí es indescriptible”, concluyó el cordobés.

Por LUCAS CRUZADO. CÓRDOBA. CORRESPONSAL

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE