La venta de autos usados en Misiones superó las 22.900 unidades en septiembre

Fue la provincia que más vehículos vendió en la región NEA. En el ránking nacional se ubicó en el séptimo lugar; detrás de Buenos Aires, Córdoba, Capital Federal, Santa Fe, Entre Ríos y Chubut.  

La Cámara de Comercio Automotor (CCA) difundió los números de ventas de autos usados correspondientes al mes de septiembre, donde se refleja que la provincia de Misiones ocupó el séptimo lugar en el ránking nacional.

 

El informe muestra también que en lo respecta a las provincias que componen el NEA, la tierra colorada fue el distrito con mayor número de ventas, con 22.993 unidades transferidas. Le siguió Corrientes con 20.776 unidades; Chaco con 18.658; y Formosa 5.646 vehículos.

 

Pese a ocupar el primer lugar en la región, el informe revela también que comparado con septiembre de 2011 la venta de usados en Misiones presentó una baja de 3.53 por ciento.  

 

En la misma línea desde la CCA indicaron que en los primeros nueve meses del año las unidades transferidas treparon a 1.323.621, lo cual representó una disminución del 3,50 por ciento comparado con igual período del 2011 donde se vendieron 1.371.628 unidades.

 

En este sentido, el presidente de la Cámara del Comercio Automotor, Alberto Príncipe, advirtió que “después de cinco años ininterrumpidos de crecimiento sostenido del sector, la baja de 3,50 por ciento en los primeros nueve meses del año no nos sorprende, porque el mercado está encontrando su techo”.

 

“La mayor venta de vehículos 0km está llevando a que en los próximos años comience a achicarse la antigüedad del parque automotor en nuestro país”, explicó.

 

Dijo que en la actualidad esa antigüedad es de quince años. Estimamos que en una primera etapa, la baja de la antigüedad debería llegar a ocho ó diez años”.

 

“Con el tiempo descenderá a dos años, antigüedad de los parques en los grandes países productores”, indicó.

 

Igual, Príncipe advirtió que “ayudaría mucho que se pusiera en marcha en todo el país la ley que obliga a realizar la Verificación Técnica Vehicular (VTV), porque serviría como reaseguro para el sector y los clientes, dado que disminuiría las transacciones de unidades en mal estado”.

 

Consideró que “la implementación de la VTV sería suficiente garantía para quienes deciden comprar un auto -porque les daría la pauta de que el vehículo está en buenas condiciones- como para los dueños de agencias y concesionarias, que se aseguran comercializar un buen producto.

 

Además, señaló que “la garantía de la VTV permitiría controlar la polución y el impacto ambiental en cada ciudad”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE