Caso del Balzo: “No vi en ellos una actitud de arrepentimiento”, sostuvo la fiscal Picazo

Así lo aseguró la fiscal Liliana Picazo quien solicitó la perpetua para Jorge Da Rosa y Cristian Omar Kondratiuk, los jóvenes que fueron condenados por asesinar al abogado Roberto del Balzo el 31 de octubre del  2009, cuando éste estaba en su casa de calle Brasil y avenida Corrientes de Posadas. “Una muerte debe tener la máxima sanción”, aseguró la Fiscal. Asimismo manifestó que no vio ningún indicio de arrepentimiento en los condenados.

Cristian Omar Kondratiuk y Jorge Da Rosa fueron condenados a cadena perpetua por asesinar a balazos al abogado Roberto del Balzo el 31 de octubre del  2009, cuando éste estaba en su casa de calle Brasil y avenida Corrientes de Posadas. La jornada decisiva del debate se llevó a cabo en el Tribunal Penal 2 de Posadas este miércoles 27.

 

En diálogo con FM Show la fiscal que pidió la perpetua sostuvo que “una muerte debe tener la máxima sanción. Los padres de estos jóvenes no podían creer lo que estaba pasando con sus hijos, pero más dolor es la pérdida que uno tiene. El hijo de del Bazo no tiene nunca más la posibilidad de un papá a su lado”, indicó.

Respecto a qué clase de personas tenían en frente dijo sobre los condenados: “dos jóvenes que deciden matar a alguien con violencia porque no consiguen el fin con el que iban”.

Respecto a si fue premeditado el asesinato la Fiscal dijo que pudo comprobar una preordenación, no así una predeterminación. Sobre ello dijo que se dieron una serie de hechos tras el asesinato donde los hombres demostraron que estaban decididos a todo. Recordó que dispararon a la secretaria, luego a la mujer policía que intentó pararlos y que al volcar el vehículo intentaron seguir huyendo.

Aseguró que no vio ni un indicio de arrepentimiento ya que en todo momento negaron todo. “No vi en ellos una actitud de arrepentimiento, no la vi”, remarcó la doctora Liliana Picazo.

(P.F.)

 

Asimismo, en diálogo con FM Nación, la fiscal remarcó que es evidente que los acusados tienen una personalidad de una potencialidad agresiva y actitudes netamente defensivas, y dijo “Da Rosa quería cobrar la deuda y Kondratiuk venía como acompañante porque eran amigos y tenía el arma que necesitaba Da Rosa, por eso fue un partícipe necesario para que se cometa el hecho. Fueron a cobrar una deuda con una 9 milímetros con balas en la recámara”.

En ese sentido explicó que para el cobro de una deuda la justicia tiene mecanismos y de no cumplirse hay pena de cárcel.

Por otra parte señaló que la pena perpetua en realidad no es tal, sino que el código tiene un máximo de pena de 50 años y que además siempre existe la posibilidad de reinserción social, si la conducta del preso lo amerita, porque “la cárcel es reinserción. Si no, ¿para qué sirve?”, dijo. Asimismo agregó que en el caso de que sea otorgada la pena máxima de 50 años, recién cumplidos los 35 años de prisión se abre la posibilidad de pedir la libertad condicional.

“El régimen penitenciario tiene beneficios que no tienen los muertos, porque pueden seguir acariciando a sus hijos, ver como sigue su familia, recibir la comida de su mamá, y los que ya no están no pueden hacerlo”, consideró en ese sentido.

Por último aseguró “no tendría tranquilidad pidiendo una pena de cadena perpetua si tuviera algún margen mínimo de duda. Desde que trabajo de fiscal, hasta ahora nunca nos hemos equivocado. Yo camino tranquila por la calle”.

(M. O.)

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE