Nuevos alumnos ingresaron al seminario diocesano Santo Cura de Ars

En el Seminario diocesano “Santo Cura de Ars”, de Posadas, se realizó la apertura del año lectivo 2011 y se recibió a los nuevos seminaristas que se formarán en esa casa de estudios sacerdotales, o realizarán su camino de discernimiento de la voluntad de Dios en sus vidas.



Mons. Juan Rubén Martínez, presidio la misa en el seminario de Posadas

Mons. Juan Rubén Martínez, presidio la misa en el seminario de Posadas

El sábado 26 de febrero en el Seminario Diocesano Santo Cura de Ars, de Posadas, se realizó la apertura del año lectivo 2011 y se recibió a los nuevos seminaristas que se formarán en esa casa de estudios sacerdotales o realizarán su camino de discernimiento de la voluntad de Dios en sus vidas.

     Ingresan al Preseminario Matías Ezequiel Gonzáles Cáceres (vicaría Santa Ana-Loreto), Esteban Gabriel Timez (parroquia Santa Teresita del Niño Jesús, de Alem) y Francisco Javier Alegre (vicaría de la Salud Beata Teresa de Calcuta, del Hospital de Posadas).

     Al ciclo Introductorio ingresaron Jorge Benchaski (parroquia San Pedro y San Pablo, de Apóstoles); Jorge Raúl Bustamante (parroquia Jesús Misericordioso, de Posadas); David Benítez (parroquia San Alberto Magno, de Posadas); Jonatan Galarza (parroquia Cristo Redentor, de Jardín América); Eduardo Gauna (parroquia Nuestra Señora de la Candelaria, de Candelaria); Víctor Emanuel Olivera (catedral San Antonio de Padua, de Oberá); Juan Antonio Ruiz Díaz (parroquia San Roque González de Santa Cruz, Posadas) y Damián Omar Schwoerer (catedral San Antonio de Padua, de Oberá).

     La jornada comenzó con la proyección de un video institucional y luego se presentó a cada uno de los seminaristas ingresantes. Seguidamente, tuvo lugar la misa presidida por el obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, y concelebrada por el obispo de Oberá, monseñor Damián Santiago Bitar, los formadores del Seminario y varios sacerdotes.

     En la homilía, monseñor Martínez invitó a reflexionar sobre el sacerdocio ministerial al destacar cómo las comunidades de las diócesis experimentan la necesidad de sacerdotes, e invitó a que se rece por las vocaciones, porque “la mies es mucha y los operarios son pocos”.

     Recordó, además, que “el llamado lo hace el Señor, el llamado siempre es de Él, no es uno el que dice yo quiero entrar al seminario y ser cura. Es algo que uno empieza a experimentar en el corazón, es un llamado de Dios y hay una gratuidad total en ese llamado. No es por nuestros méritos, sino por el Amor de Él”.

     “Con certeza, Dios llama a muchos jóvenes a la vida sacerdotal y religiosa, el tema es la respuesta que hay que dar cuando uno siente este llamado. Por eso damos gracias a Dios por el llamado y por la respuesta de los jóvenes”, indicó.

     Al final, monseñor Martínez manifestó lo importante y lindo que es que el Pueblo de Dios acompañe, participe y colabore con el Seminario. (Aica)




Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE