A un año del asesinato de Rocío, no hay detenidos

La niña de once años fue asaesinada en Oberá el 4 de septiembre de 2008. La causa no presentó avances. La familia desde el silencio reclama justicia. A un año del violento homicidio de Rocío Zimmerman, el caso sigue en foja cero, no hay detenidos ni avances sobre el caso. La familia está indignada con el accionar de la justicia.

La niña de once años fue asesinada cuando se dirigía a un kiosco a pocas cuadras de su casa. El cuerpo, que fue encontrado por la policía y su padre, luego de denunciar su desaparición a una hora de partir de su vivienda, presentaba signos de haber sido arrastrada por el baldío y luego ahorcada con su propia media.

La niña habitaba junto a sus padres y dos hijos más en calle Catriel y San Pedro, es una familia humilde, el padre de la niña Omar, trabaja en una cantera. El baldío donde la ubicaron pertenece a un sector destinado a una plaza futura, que se ubica a unos 50 metros de la seccional Tercera de policía. Aparentemente, la pequeña habría decidido cortar camino hacia el kiosco y en vez de dirigirse por el camino vecinal decidió usar un trillo que cruzaba por ahí.

Luego del homicidio un joven de 16 años fue demorado, pero recuperó la libertad días después, luego de que sea analizado un supuesto líquido que fue hallado sobre el cuerpo de la niña y que creían que era semen.

Tras la liberación del joven, la causa volvió a foja cero y no presentó ningún avance. El expediente regresó al juzgado de instrucción donde se encuentra hasta el momento.

La familia, envuelta en el dolor, indignada y por temor de que algo le suceda a las hermanas de Rocío decidió mudarse a Mártires, para regresar hace unos meses a Oberá.

El dolor de la pérdida de Rocío no encuentra alivio en la familia Zimmerman, que hoy recordará en el silencio el primer aniversario de su muerte.

La condición humilde de la familia sumando a su religión, hizo que no pudieran inisitir a la justicia a que continúe con la investigación y hoy está envuelta en la indignación y la bronca.

Un abogado conocido de la familia los acompaña actualmente, hace unas semanas se reunieron con el ministro de Derechos Humanos, donde el padre habría denunciado a un hombre con el cual tenía problemas anteriores al crimen de Rocío.

Según trascendió este hombre habría viajado a Buenos Aires días después del crimen.

La familia reclama en silencio justicia por de Rocío, una niña de once años a quien le quitaron la vida con total crueldad.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE