La policía admite “grave” abuso de arma contra menor

El policía fue pasado a disponibilidad y la familia del chico lo quiere ver preso

Sanción. Roa pasó a disponibilidad al policía que disparó a un menor de edad.

Sanción. Roa pasó a disponibilidad al policía que disparó a un menor de edad.

El Jefe de la fuerza provincial, comisario general Benjamín Roa se refirió al policía César Daniel Domínguez, de 28 años, quien el pasado 21 de este mes, disparó contra un menor de 16 años, al que intentaba detener por un supuesto robo del que fuera objeto, el vehículo de su propiedad. El menor continúa internado grave en el sector de terapia intensiva del Hospital Madariaga.

Aquel día el informe policial decía que el hecho ocurrió cerca de las 5:45, cuando el efectivo César Daniel Domínguez, de 28 años, estaba descansando en su casa, ubicada en inmediaciones de la avenida Zapiola y calle 64, del barrio Yacyretá. Su mujer, Laura Méndez, también agente de la fuerza, escuchó ruidos en el garage, cuando salió a ver que sucedía, observó a un joven dentro de su vehículo marca Fiat Uno, color rojo.

Al parecer, el joven logró huir cuando observó a los dueños de casa, saltó el cerco de la vivienda, y el agente lo persiguió por las calles del barrio.

Cuando el policía logró reducirlo, en un forcejeo, efectuó un disparo que impactó en el tórax del adolescente.

Domínguez, avisó a la comisaría seccional sexta de Posadas, haber sido víctima de un intento de robo en su hogar y que tenía demorada a una persona.

Una patrulla llegó hasta el lugar y trasladaron a Oliver Orlando S., de 16 años, hasta la sede policial, donde se constató que éste presentaba una lesión sangrante a la altura de la tetilla derecha, por lo que fue inmediatamente trasladado al hospital Madariaga para que reciba atención médica.

Roa, explicó que “toda vez que es detenido un policía por una situación especial, en este caso el uso de arma, muy grave, atendiendo a un delito contra la propiedad que se consumaba, él, al momento de ser detenido pasa a una situación de disponibilidad, y en esta oportunidad como ya fue liberado por el juez de turno, está en libertad, imputado en la causa, pero en disponibilidad en lo que hace a lo institucional”.

La familia pide carcel

Paulina Sanabria, madre del menor reclamó “justicia para su hijo”. Pidió que “el policía quede preso, que no le pegue ni le haga más daño a nadie”. Contó que con mucho esfuerzo se ocupó sola de la crianza y “que no puede ser que ese hombre esté libre, la justicia se tiene que hacer valer, no puede andar paseando contento por el barrio después de lo que hizo”. Continuó diciendo que “una autoridad que conoce la ley debería apretar y esposar a la persona, no hacía falta pegarle un tiro que le destroce la vida”.

Paulina indicó que su hijo salió temprano ese día a trabajar porque tenía ganas de comprarse unos botines de fútbol, y que después, mediante un mensaje de texto, desde la comisaría sexta le avisaron lo que había ocurrido. Denunció que “en por lo menos siete oportunidades, Orlando sufrió agresiones por parte de la policía, porque él anteriormente se drogaba y tenía malas juntas, pero que de un año y medio a esta parte se estaba portando bien, ya que entre otras cosas, su novia quedó embarazada y eso lo había hecho cambiar, inclusive hace dos años que se está tratando para dejar la adicción”

Terminó diciendo que “yo no quiero que le pase a otro lo que estoy sufriendo yo acá, espero que la justicia tome medidas, y que demuestre que existe”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE