Se esfumó otra chance de ganar la Copa Davis

Con la victoria de Verdasco sobre el posadeño José Acasuso por 6-3, 6-7, 4-6. 6-3 y 6-1, España se quedó con su tercera Ensaladera de Plata. Con esta derrota, la Argentina dejó pasar por tercer vez en su historia la posibilidad de conquistar el título.

 Campeones. El capitán del equipo español Sánchez Vicario, levanta la Ensaladera de Plata tras la victoria del Verdasco sobre Acasuso.

Campeones. El capitán del equipo español Sánchez Vicario, levanta la Ensaladera de Plata tras la victoria del Verdasco sobre Acasuso.

El sueño se terminó. Argentina pagó caro haber subestimado a un rival disminuido por la ausencia de Rafael Nadal y se quedó sin la Copa Davis. España le ganó en Mar del Plata por 3-1 y conquistó por tercera vez la Ensaladera de Plata. El punto que definió la historia lo conquistó Fernando Verdasco al vencer al misionero José Acasuso por 6-3, 6-7, 4-6, 6-3 y 6-1. Pero el dobles y Juan Martín del Potro dejaron pasar una oportunidad histórica.

En el primer parcial, el ibérico fue más, pero no porque haya jugado mejor desde el fondo de la cancha, sino porque se dedicó a pasar el problema del otro lado ante un rival demasiado errático, quieto, sin confianza. Chucho arrancó con la inactividad a cuestas: sin reacción en las recepciones, bloqueando todos los servicios del europeo, golpeando a destiempo.

En el segundo, el misionero tomó una inesperada ventaja de 4-1 y salió a presionar sobre el servicio de Verdasco, que sostuvo sin demasiados inconvenientes y pasó la presión para el otro lado.Pese a ello hubo que ir al tie break para poder vencer y empatar las acciones.

El tercer set comenzó con la misma irregularidad con la que se desarrolló el final del segundo. Chucho, embalado por el buen cierre rompió el servicio de Verdasco, muy flojo con su segundo saque, pero también falló y quedó todo igualado. Claro, pero el madrileño llegó a las ocho doble faltas y no ganó ni siquiera un punto en ese tercer juego, que quedó para el argentino. Momento ideal para confirmar la ventaja y respirar aunque sea por un rato.

El cuarto set comenzó parejo y recién el primer desnivel llegó en el sexto juego. Verdasco le rompió el servicio al argentino y se escapó en el marcador por 4-2. Pese a que Acasuso tuvo su chance para recuperar el quiebre, el tren pasó y finalmente el set quedó para el hombre de Madrid, actual número 16 del mundo por un contundente 6-3.

En el quinto, el cansancio siguió haciendo mella en el cuerpo del misionero. Luego de unos masajes en el abdomen, Chucho volvió a la cancha y Verdasco no perdonó. Rápidamente se fue 4-0 arriba y terminó liquidando la ilusión y el sueño de Argentina en la Copa Davis por 6-1. España es campeón por tercera vez en su historia.

Acasuso “Un dolor doble”

Luego de luchar por cuatro horas y caer en cinco sets frente a Fernando Verdasco, José Acasuso se presentó en la conferencia de prensa con un claro gesto de tristeza y lágrimas en sus ojos. Pese a que Alberto Mancini acaparó el micrófono, pudo entregar sus sensaciones.

“Es un dolor doble porque me había tocado estar en una situación similar en 2006 y porque estaba todo dado para ganar, pero no se pudo”, subrayó el misionero, que reemplazo al lesionado Juan Martín Del Potro. “No tuve una segunda mitad de año buena, pero el equipo me necesitaba”, agregó.

Sobre si estaba en condiciones físicas de afrontar un duelo tan largo, Chucho indicó: “Estaba perfecto y aunque no hubiese sido así, hubiese entrado igual a la cancha a dar todo”. Sin embargo, contó que durante el partido sufrió algunas molestias: “Tuve una contractura abdominal, pero eso no tuvo que ver con el resultado”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE