comScore

El inicio de la era Closs

Carlos Rovira, Maurice Closs. Se cierra una etapa y se abre una nueva, que tendrá mucho de continuidad, de profundización. El modelo político y económico iniciado en 2003 fue ratificado ampliamente por la sociedad y ahora se pone a prueba con otros cuatro años en los que las condiciones mejoraron mucho, en comparación con el inicio de la salida de la crisis de 2001 que terminó en el estallido del país y de los partidos políticos tradicionales.

Hoy la crisis ha pasado a ser un recuerdo vívido, pero las necesidades sociales pasan por otro lado. El modelo ha dado sus frutos, con una economía que está entre las diez más competitivas del país en la que se estima que el sector privado ha creado en estos cuatro años cerca de 75 mil empleos genuinos, lo que repercutió en una fuerte caída de la pobreza, por debajo de los promedios regionales y nacionales.

Con este contexto asumirá el lunes el nuevo gobernador Maurice Closs, uno de los aliados originales de la Renovación junto al gobernador saliente, Carlos Rovira, quien pasará a comandar la Legislatura provincial. Closs es el gobernador más joven de la historia y del país y apuesta a construir una gestión dinámica, ágil y ejecutiva.

El gobernador electo saludó anoche a Rovira con un fuerte elogio. Lo nombró como un «estadista» en la inauguración del Centro del Conocimiento. «Es un hecho de un Gobierno que aplasta palabras estériles, que representa una visión de largo plazo, la visión de los estadistas, de un gobernador que ha quedado en la historia con la enseñanza de que el valor que nos va a permitir crecer es el conocimiento. Eso distinguió a Rovira».

Rovira se despidió también con la inauguración de su obra emblemática, esa que soportó río de tinta producto de las críticas de la oposición, que hasta llegó a proponer al parque cultural como «un depósito». Rodeado de su familia y emocionado en sus últimas palabras en un acto oficial como gobernador, se dio el gusto de cortar la cinta de la majestuosa obra, imaginada en sus tiempos como intendente para recuperar una zona olvidada de Posadas.

Ahora los desafíos son otros o en realidad los mismos, pero más acuciantes: mejorar la distribución de los ingresos, combatir el empleo en negro, iniciar el debate para paliar la necesidad de energía, mejorar el sistema educativo y crear más empleo para los que todavía están fuera del sistema, recuperar la credibilidad en las instituciones, no sólo las del Estado, sino también las del tercer sector, de donde surgen los dirigentes que luego buscan regir los destinos de la sociedad.

Por eso no extrañó que la transición sea de lo más tranquila y con la mayoría del Gabinete actual ratificado. Sólo hubo algunos cambios de oficinas y de nuevas responsabilidades entre varios de los ministros, algunos ascensos y apenas «dos caras nuevas», como las de Joaquín Losada, uno de los más votados en Posadas, quien se hará cargo del ministerio de Bienestar Social, la cartera con más recursos, y la de Edmundo Soria Vieta, el radical independiente, que desde hace tiempo viene acompañando las principales decisiones del oficialismo y que hará su debut en el Ministerio de Derechos Humanos.

La ratificación a la mayoría de los ministros y funcionarios marca una continuidad del rumbo y un reparto equilibrado de los espacios políticos, entre ambos líderes de la Renovación.

La otra señal positiva en este pasaje es que la oposición, o al menos la mayoría de sus representantes, ha adoptado una actitud conciliadora, a tono con el mensaje de las urnas, por lo que se puede esperar al menos un año de tranquilidad política en el inicio del gobierno de Closs. El justicialismo, que encabezó la más acérrima oposición en 2003, hoy torció su propio rumbo y la mayoría de los diputados decidió votar para que Rovira asuma la conducción parlamentaria y se muestran dispuestos a dejar la oposición por oposición misma, ese viejo esquema armado por el hoy senador Luis Viana, frustrado candidato a intendente de Posadas.

Los nubarrones pueden venir por otro lado. La siempre desafiante suba de precios, que tiene a Misiones entre las provincias con mayor inflación y una consecuencia que viene de lejos: la crisis del mercado hipotecario en Estados Unidos no tardará en hacerse sentir en el sector forestal, el principal sostén de la economía misionera.

Inevitablemente las ventas al exterior se resentirán y afectarán la realidad de las empresas. Cristian Infante Bilbao, gerente general de la empresa Alto Paraná, lo anticipó en su cena de fin de año: «Se vienen tiempos difíciles por la crisis de los mercados de Estados Unidos», dijo ante sus empleados.

También advirtió que el conflicto entre Argentina y Uruguay por la pastera de Botnia impacta negativamente en la actividad y en la percepción de la sociedad, pese a que la planta ubicada en Misiones es la única del país que cumple con todas las leyes ambientales y ha firmado un acuerdo con la Nación para utilizar sólo las mejores técnicas disponibles en el mundo, lo que la equipara con las plantas más modernas.

Si bien las ventas al mercado norteamericano cayeron fuertemente (hasta un 41 por ciento para el caso de molduras de madera), por ahora la amortiguación de este efecto muestra que la menor demanda de este mercado tradicional fue compensado parcialmente con cierta diversificación de los mercados internacionales en los cuales fueron comercializados estos productos.

Ahí será clave la nueva relación que pretende Closs con los empresarios, para buscar juntos cómo salir de la coyuntura desfavorable. De raíces empresarias, Closs dirigirá muchas de sus acciones a mejorar la competitividad de las empresas con el objetivo final de crear empleo. En ese marco está dispuesto a discutir mano a mano con cada sector cómo mejorar su situación sin que eso afecte la recaudación del Estado, pilar fundamental de la política de la Renovación.

El otro desafío será elevar el debate energético. La decisión de la Presidenta electa Cristina Kirchner de avanzar con la construcción de la represa de Corpus, sobre el Paraná y de Garabí, sobre el Uruguay, pone a Misiones en el centro de la escena. Pero deberá darse un debate coherente, serio y sin demagogia ni fanatismos. El nuevo gobernador sabe que será incómodo revitalizar ese debate, pero dijo que debe asumir la responsabilidad de darlo.

Closs se despidió el miércoles del Senado con un mensaje claro: «Les pido a todos que sigamos luchando por un país más federal», expresó el gobernador electo. Instó a los que se quedan en el Congreso a no olvidar al «NEA y el NOA, que son las zonas más postergadas del país, por eso pido un país más federal». Al culminar la sesión en la Cámara de Senadores, fue invitado a una cena de despedida por el Presidente Néstor Kirchner, en la que también participaron otros legisladores misioneros, y el sucesor de Closs en la banca, Eduardo Torres.

Torres anticipó que su tarea en el Senado se enfocará en dar soluciones a los problemas de Misiones. Mantiene la misma postura que el gobernador electo de priorizar los temas que interesan a Misiones por sobre la política nacional. «Está claro que estamos comprometidos con el proyecto nacional, pero nuestra oposición en Misiones fue liderada por quienes se decían del Frente para la Victoria», dijo el hasta el miércoles el titular del Instituto Provincial de Lotería y Casinos en la presentación del nuevo juego con la imagen de Diego Armando Maradona.

-