Advierten que faltará energía en el país

Una consultora sostiene que la Argentina está en emergencia energética y que se mantendrá dos años. La Argentina transita por una situación de “emergencia energética” que se mantendrá “al menos por dos o tres años más”, aún si “las inversiones previstas para el sector resulten exitosas”, advirtió hoy la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

Según el informe que semanalmente distribuye esa entidad, las expectativas para el sector energético nacional “se mantienen inciertas”, aunque aclaró que “aparecieron algunas señales positivas vinculadas con la adjudicación del equipamiento para las centrales eléctricas y la financiación para las obras de transporte eléctrico”.

Añadió que en el segmento petrolífero, si bien se anunciaron inversiones, los capitales “están destinados a optimizar la explotación de pozos existentes y solo en escasa medida a nuevos pozos”.

IES recordó que entre enero y setiembre de este año, la producción de energía eléctrica trepó 7 por ciento con relación a igual período de 2005, en tanto que la de gas natural lo hizo en un apenas 0,4 por ciento, “en un marco de práctica estabilidad”.

Complementariamente, indicó que la producción de petróleo “sigue inmersa en un sendero decreciente, al caer un 1,6 por ciento (en el período de análisis), y continúa con la tendencia depresiva de los últimos seis años”.
En cuanto a los precios, la consultora señaló que mientras los minoristas de la electricidad “se mantuvieron estables y los mayoristas tuvieron aumentos moderados”, los correspondientes al gas (en el tramo mayorista) “tuvieron subas que oscilan entre el 43 por ciento en el período enero-setiembre contra igual del anterior, impulsados por los ajustes en el precio en boca de pozo”.

Por el contrario, sostuvo que los precios mayoristas del petróleo en el mismo período “se contrajeron un 0,2 por ciento, debido a la baja en el precio internacional del crudo en el tercer trimestre.

Las expectativas para el sector continúan siendo inciertas, aunque han aparecido algunas señales positivas vinculadas con la adjudicación del equipamiento para las centrales eléctricas y la financiación para las obras de transporte eléctrico, luego de una larga demora.

En el sector, persisten las incógnitas respecto del abastecimiento y precio del gas boliviano a partir del año próximo, acentuadas por la situación conflictiva en el país vecino.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE