Duro cruce por el aumento salarial otorgado a mercantiles

RELACIONADAS

Para el sector empresarial, el incremento de los sueldos obligará a «despedir personal» porque el comercio vende menos. Para los empleados, la suba es justa y permitirá paliar un poco la situación. El incremento del 19% es «muy exagerado» acusó el titular de comercio de Puerto Rico, Dionisio Villalba. Un escenario de conflicto parece avecinarse en el ámbito mercantil misionero como consecuencia del aumento salarial del 19% para los empleados de comercio acordado entre la Federación de Empleados de Comercio y el Gobierno Nacional concretado el lunes último.

Es que las distintas entidades mercantiles salieron a criticar con dureza la medida que, anticiparon, provocará «despidos masivos» de trabajadores. Mientras que el sector de empleado asegura que el aumento es aplicable a partir del «crecimiento» que vienen experimentando las ventas desde hace varios meses.

El primero en dar la voz de alerta fue Carlos D’Orazi, presidente de la Cámara de Comercio de Posadas (CCIP), quien anticipó que el acuerdo alcanzado a nivel nacional «provocará despidos» ya que los empresarios «no estamos en condiciones de afrontar la suba salarial», dijo tras cuestionar la toma de decisiones centralizadas en Buenos Aires en la que se deja de lado la realidad de cada región de país.

En ese sentido, D’Orazi aseguró que desde febrero «vienen cayendo de manera estrepitosa las ventas en el comercio posadeño, es una situación que no podemos seguir soportando porque a esto se le suma la competencia de Encarnación. La gente sigue comprando en Paraguay, eso es una realidad que no se tiene en cuenta a la hora de la negociación centralizada».

«Más que un logro gremial significa un problema para las pequeñas y medianas empresas», cuestionó el empresario del rubro de electrodomésticos no sin antes anticipar que hoy, junto a un grupo de empresarios del sector estará viajando a Buenos Aires para pedir un sistema impositivo diferencial para Posadas.

Aunque no quiso profundizar sobre el tema, Dionisio Villalba, titular de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, coincidió con su par posadeño en que el incremento salarial no hará otra cosa que disparar los mecanismos de despidos de empleados. «No estoy en contra del aumento de sueldos, pero 19% es muy exagerado y nosotros no estamos en condiciones de costear más gastos. Esto va a generar que dejemos cesantes a algunos empleados, no hay otra salida», vaticinó Villalba. «De todas maneras, este tema lo vamos a tratar con profundidad en la reunión de esta noche (por anoche) en la reunión de la cámara».

El comercio crece
Por su parte, Ricardo Alegre, Secretario Gremial del Centro de Empleados de Comercio de Posadas, afirmó que, pese a las discusiones con el sector empresarial, el acuerdo firmado entre el gobierno nacional y los mercantiles también se dará en Misiones.

«En la provincia son unos 19 mil los empleados de comercio que recibirían el aumento en forma escalonada», dijo Alegre.
El aumento se dará en tres etapas, entre mayo y agosto. Según el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el primer incremento será del 10%, en abril; el segundo, del 4%, en junio, y el tercero, del 5%, en agosto.

Según Alegre en Posadas hay más de 5 mil comercios y cuestionó el supuesto retroceso del sector que adujo la CCIP al asegurar «que antes no se veían locales por fuera del microcentro. Ahora nos encontramos con zapaterías, boutiques o negocios de otros rubros por fuera de las cuatro avenidas y alejados del centro lo que habla de un crecimiento del comercio local», subrayó Alegre.
«La actividad creció mucho y está muy bien el comercio en toda la provincia», finalizó.

Las voces de reproche a la suba del 19% también se escucharon en la Zona Norte. El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Eldorado (CACIEL), Guido Mattes, calificó al efecto que se producirá como «nefasto y negativo para la actividad». Además manifestó con respecto a los índices inflacionarios que presentó el Gobierno que «estamos volviendo a la mentira y al dibujo de determinados índices y que no reflejan la realidad».
«Los comerciantes ya estaban alertas ante esta situación porque se veía venir y creemos que el efecto va a ser nefasto y negativo para la actividad», expresó pesimista Mattes, en referencia al acuerdo alcanzado entre el Gobierno Nacional y la Federación de Empleados de Comercio.

Y si bien Mattes reconoció que era «necesario un reacomodamiento», sostuvo en declaraciones al sitio digital Norte Misionero que «en general yo no comparto los índices inflacionarios que ha publicado el gobierno y me parece que estamos volviendo a la mentira y al dibujo de determinados índices y que no reflejan la realidad».
Asimismo Mattes fue contundente a la hora de calificar los números reflejados por el gobierno al definirlos como «mentirosos, así de simple».

El mercantil adujo que la falta de actualización salarial tiene «efectos negativos sobre la producción y sobre el comercio porque la gente se ve obligada a adquirir menos» pero explicó que «lamentablemente lo que hacemos con este nuevo aumento es encender una nueva espiral» porque se «entra en aumento de sueldos, en aumentos de costos y así sucesivamente» pero añadió que aspira a que esto «no nos lleve al renacimiento de una nueva crisis».

«Pedíamos un 35%»
En la misma ciudad, se escuchó una campana diferente. Fue la de Carlos Báez, secretario general del Centro de Empleados de Comercio de Eldorado (CECE), para quien el incremento «va a paliar un poco mas la situación» de los trabajadores.

«En realidad pedíamos un 35% (de aumento) que era la evaluación que sacábamos de los salarios perdidos», comentó Carlos Báez pero añadió que «un 19% va a paliar un poco mas la situación de los empleados mercantiles». También explicó que «los compañeros en estos momentos con $800 u $850.- que les queda en mano, no les alcanza realmente para vivir dignamente y es lo que nosotros planteamos», así que «este aumento no hace mas que dignificar al trabajador». La liquidación del aumento se realizará en forma escalonada, en tres etapas, con el pago de 10% en abril, 5% en mayo y 4% en junio para llegar al 19% en agosto. Sobre esta forma de pago, Báez se mostró satisfecho y dijo que «estamos totalmente de acuerdo, esa fue la propuesta, nosotros planteamos la flexibilización». La suma será fija y no remunerativa, hasta diciembre de este año.
El secretario general del CECE consideró que la Cámara Empresarial de Misiones podría oponer resistencia al incremento puesto que «la última vez presentaron un recurso de amparo al Ministerio de Trabajo de la Nación» para impedir que aquellos aumentos se reflejen en la provincia.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE