El Gobierno quiere negociar pero rechaza “posturas discriminatorias” del FMI

Lo dijo hoy el ministro de Economía, Roberto Lavagna, en la Asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Japón. Luego se reunirá con Anoop Singh, jefe del Departamento Occidental del Fondo. El ministro de Economía de Argentina, Roberto Lavagna, dejó en claro hoy que “hay voluntad de llegar a un acuerdo” con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero sin “posturas discriminatorias” en las conversaciones. “Creemos que se dan las condiciones para llegar a un acuerdo que, por cierto, es de interés para Argentina pero también para el funcionamiento del sistema financiero internacional”, explicó el ministro.

En una presentación sobre la economía y la evolución del país en el marco de la Asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Okinawa, Lavagna puntualizó que “la clave es que no exista una estrategia que discrimine a un país que ha hecho un esfuerzo muy grande” sin apoyo externo.

Además, el ministro de Economía se declaró dispuesto a iniciar negociaciones con el Club de París “hoy mismo si es necesario”. “Nosotros estamos, por nuestra parte, dispuestos a empezar a negociar con el Club de París hoy mismo si es necesario”, dijo Lavagna, tras recordar que ya había manifestado hace un año “por escrito” a la institución financiera su voluntad de iniciar ese proceso.

También, el titular del Palacio de Hacienda instó al ministro japonés de Finanzas, Sadakazu Tanigaki, a buscar “la mala fe adentro” de su país y no “fuera”, después de haber sido acusado de haber llevado a cabo el canje de la deuda “unilateralmente”.

“La mala fe no hay que buscarla afuera, hay que buscarla adentro”, dijo el ministro en su conferencia. “Le sugiero a cualquier funcionario público japonés que concurra a la Comisión de Valores de Japón, que pida los prospectos de emisión de la deuda argentina y que compruebe con toda claridad que allí se decía que aquellos bonos no eran para inversores minoristas”, agregó.,

“Si los intermediarios japoneses actuaron de otra manera, la mala fe está ahí”, respondió con contundencia a las acusaciones de Tanigaki. Unas horas antes, en conferencia de prensa, el ministro japonés aseguró que “es realmente lamentable que Argentina haya fracasado en negociar de buena fe con sus acreedores y haya actuado unilateralmente sin dar otra opción a sus acreedores”.

Durante el día de hoy, el ministro Lavagna también tuvo que soportar los comentarios del presidente colombiano, Alvaro Uribe, quien aseguró en la sesión inaugural de la reunión del BID que su país “nunca incurrirá” en una suspensión de pagos, como lo hizo Argentina en 2001.

El proceso para sumarse al canje de los 81.800 millones de dólares de deuda pública argentina en mora desde diciembre de 2001 concluyó el 25 de febrero pasado, con una adhesión global de 76,15% de los tenedores de títulos. Los bonistas que quedaron fuera del proceso poseen valores por unos 20.000 millones de dólares. Actualmente, el proceso se encuestra postergado a la espera de una decisión de la justicia estadounidense.

Más tarde, el ministro de Economía se verá con el jefe del Departamento Occidental del FMI, Anoop Singh. El Fondo acaba de insistir públicamente que cualquier acuerdo debe contemplar una solución a los bonistas que quedaron afuera del canje.

Después de la reunión del BID en Japón, Lavagna tiene previsto viajar a Alemania, otro país del G7, y luego a Washington para participar en la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). (Clarín).



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE